Sunday, 14/08/2022

Xerez DFC 3-0 CD Cabecense: Zambomba de goles ‘al por Máyor’

marzo 22, 2021
Xerez DFC 3-0 CD Cabecense: Zambomba de goles ‘al por Máyor’
Comparte

El mejor partido de la temporada. El Xerez Deportivo cuajó un partido perfecto, desde el minuto cero hasta el minuto 90, con intensidad y un esfuerzo colosal. Rozando la perfección, haciendo tres goles por primera vez en la temporada y volviendo a dejar la portería a cero, algo que solamente había logrado tres veces esta temporada. Un gol de Goma, con asistencia de Máyor, y un doblete del ariete de Aspe, que ya lleva cinco dianas en nueve partidos, colocan al Xerez DFC tercero al término de la primera vuelta con 14 puntos, a uno del segundo y a cinco del primero. Edet fue expulsado en el tramo final de manera totalmente injusta pero aun así los azulinos siguieron dominado, siendo infinitamente superiores a su rival. Los 400 afortunados que pudieron estar en Chapín se entregaron a los suyos.

El Xerez Deportivo FC afrontaba el último partido del año con la confianza recuperada, la autoestima de cara y 400 socios xerecistas que los iban a llevar en volandas. Pérez Herrera solamente hizo un cambio en el once respecto a la alineación titular en Los Barrios. Junior por Oca en defensa. El técnico jerezano quería darle continuidad a las buenas sensaciones de la semana pasada, sacando a los mismos jugadores, que tan buen partido hicieron en el San Rafael. La tribuna de Chapín acogió a 400 socios xerecistas que desde el primer instante apoyaron a los suyos a todo poder.

El Xerez DFC comenzó el partido con la identidad impregnada de Pérez Herrera como seña. Presionando arriba e incomodando la salida de pelota del rival. Goma, otra vez en la media punta, estaba siendo clave en esa presión. En el minuto 10 llegó la primera ocasión de la tarde en Chapín. Antonio Jesús remató alto desde el interior del área tras un buen centro de Beni desde el costado izquierdo. El canterano repetía titularidad y ya van cuatro seguidas. Y dos minutos después, la lata se iba a abrir por empuje. Tras un magnífico centro de Marcelo desde la derecha, Máyor cabeceó inteligentemente en el segundo palo, dejando la pelota muerta en el área, y en el aire de arriba hacia abajo, en el sitio perfecto para que Goma, en segunda jugada y llegando desde atrás, sin dejarla botar, anotase el primero disparando con el alma. Era el 1-0 y Chapín explotaba de júbilo. Los ánimos en la grada y los gritos de gol se hacían notar. Jugar con público es la esencia del fútbol.

Goma estaba haciendo un partidazo. Estaba en todos sitios. Corriendo de un lado para otro, apretando todas y cada una de las salidas de balón. Incansable. Y encima con gol, siendo decisivo, una vez más, como “segundo punta” llegando desde segunda línea. El canterano xerecistas ya lleva tres dianas esta temporada y se está convirtiendo en uno de los indiscutibles. Por su calidad y por su trabajo, porque está siendo uno de los jugadores que mejor está plasmando esa presión y agresividad en la recuperación arriba de Pérez Herrera. La calidad de Máyor, en la dejada de cabeza, fue canela en rama. En el minuto 19, Javilillo de cabeza, tras un córner, mandaba la pelota por encima del travesaño. El Xerez DFC seguía insistiendo y no se conformaba con este corto marcador.

Adri Rodríguez vio amarilla en el minuto 22 por un codazo en un salto y se perderá el siguiente partido en Rota tras el parón, ya que era su quinta amarilla de la temporada. En el minuto 26, Máyor lo volvió a intentar con un disparo  a la media vuelta desde la frontal que se marchaba desviado. La única ocasión del Cabecense llegó en el minuto 30 con un balance ofensivo de derecha a izquierda, y con un disparo final desde el costado zurdo que salió rozando el poste de la portería de Camacho, que no tuvo que hacer ninguna parada. Poco más pasó en la primera parte, donde el Xerez Deportivo FC fue muy superior a su rival, dominó totalmente el partido y mereció incluso algo más en una buena primera mitad, ante un flojo Cabecense.

El Xerez Deportivo FC comenzó la segunda mitad sin cambios y con la misma idea que en la primera parte, y que en la segunda mitad de Los Barrios. Seguir insistiendo, seguir presionando y no bajar los brazos a pesar del resultado a favor. Un 1-0 siempre es corto. La afición en la grada estaba entregada a los suyos. Solamente eran 400, pero se hacían notar. Y esa insistencia iba a volver a tener premio. En el minuto 48 iba a llegar el segundo tanto del partido. Un balón largo por el costado izquierdo iba a dejar totalmente sólo a Máyor tras una horrible salida de Marcos, guardameta del Cabecense. Marcos buscó despejar la pelota con los pies en la esquina del área, no le dio a la pelota y se la dejó en los pies al ariete azulino ya dentro del área. Máyor le puso calma, miró a la portería que estaba vacía, y la metió al fondo de la red. Llegaba el 2-0 a Chapín en el arranque con el cuarto tanto de Máyor esta temporada, volviendo a ser pichichi del equipo en solitario. La suerte cambiaba de bando y la confianza recuperada la semana pasada, estaba haciendo efecto.

Pero el Xerez DFC no se conformaba, quería más. Estaba con la flechita hacia arriba, como comentaba Máyor la semana pasada en “Tu Grada”. La autoestima de los xerecistas era otra, y la moral al ver la grada con gente hacía su efecto. Jacobo en el minuto 52 lo intentó con un disparo lejano que atrapó Marcos, y Marcelo, desde el interior del área en el minuto 55, buscó fusilar para que Marcos volviese a despejar. Pero poco después iba a llegar la jugada polémica del partido que iba a encender la grada de Chapín. En una conducción a favor, Edet soltaba el brazo hacia atrás y el jugador del Cabecense caía al suelo. El colegiado del partido pitó falta, le enseñó la segunda amarilla, la primera la había visto en el inicio de la segunda parte, y lo expulsa. En la repetición se observa que no hay manotazo y que posiblemente hay un pisotón sin mirar, que no era punible para la expulsión. El enfado en la grada era monumental. Solamente habían pasado 10 minutos de partido, el marcador reflejaba 2-0, pero tras la expulsión hubo un pequeño run run en la grada. En el césped, pasó todo lo contrario. No se notó la inferioridad. De hecho parecía que había pasado al revés.

Pérez Herrera, con su equipo con uno menos, sacaba a Oca por Antonio Jesús, volviendo a ordenar la defensa de esta manera, y retrasando la posición de Goma al doble pivote con Adri. El partido numéricamente se complicaba, pero la realidad no decía eso. Con el 2-0 en contra, el Cabecense estaba arriesgando muy poco y prácticamente no llegaba con peligro a la portería de Camacho, que no había tenido que aparecer en todo el partido. En el minuto 62, un centro al área pequeña, lo cabeceaba Goma rozando el larguero. El Xerez DFC, a pesar de estar con uno menos, seguía con la misma idea. Quería más y lo iba a conseguir. En el minuto 66, un excelso centro de Jacobo desde el costado derecho, lo remataba Máyor en boca de gol para anotar su doblete particular y el tercero del partido. El ariete xerecista, con cinco goles en nueve partidos ya, solamente la tuvo que empujar tras el caramelo puesto por Jacobo. Era el 3-0. La grada era una fiesta. 400 que se hacían notar y escuchar como 2.500 almas.

Pérez Herrera volvía a mover el banquillo tras el tercer gol. Estaba siendo el partido más tranquilo de los xerecistas y la primera vez en toda la temporada que anotaban más de 2 goles. La semana pasada se anotó dos goles por primera vez y esta vez tres goles por primera vez. La dinámica estaba cambiando y era bastante notable. Fran Ávila y Curro Rivelott, con muy pocos minutos en los últimos partidos, entraban al césped sustituyendo a Beni y Adri Rodríguez. La ovación fue de gala con la grada de tribuna coreando el nombre de Beni, entregada a su canterano.

Poco a poco el partido se iba durmiendo en su tramo final, y era lógico. El marcador, 3-0, y la inferioridad numérica del Xerez Deportivo FC, habían relajado el partido. Era lo normal. Pérez Herrera volvió a hacer un doble cambio en el minuto 78, dando entrada a Antonio Sánchez y Baeza, por Javilillo y Máyor. La ovación al pichichi del equipo con 5 dianas tras anotar un doblete y dar una asistencia, fue de gala. Los 400 socios xerecistas volvieron a corear el nombre de Máyor agradeciendo su esfuerzo y calidad. Chapín desprendía alegría en el último partido del año. Sin Zambombas en la calle por el Covid19, la Zambomba navideña de este complicado 2020 se trasladó a Chapín en base de goles. El Xerez DFC buscó algún gol más con un Antonio Sánchez con ganas, pero poco más pasó en el tramo final, con un Cabecense entregado, sumando su primera derrota desde el cambio de entrenador y siendo muy inferior a su rival.

El Xerez Deportivo FC culminaba de esta manera el año, con un partido perfecto, donde los azulinos fueron muy superiores a su rival, completando una segunda mitad excelsa, incluso mejor que la primera. Los azulinos jugaron 35 minutos con uno menos y no se notó para nada, parecía incluso que la inferioridad era al revés. Los xerecistas no pararon de trabajar hasta el pitido final completando un partido muy completo, valga la redundancia, dándole continuidad a las buenas sensaciones de la semana pasada. El Xerez DFC termina el año y la primera vuelta tercero en la tabla del subgrupo A del Grupo X de Tercera División, con 14 puntos, recortándole puntos al segundo clasificado (está a uno) y al líder (está a cinco).

xerezmania.com