Wednesday, 12/05/2021

Xerez DFC 0-1 CA Antoniano: KO mental

marzo 22, 2021
Xerez DFC 0-1 CA Antoniano: KO mental
Comparte

Volvió a perder el Xerez Deportivo FC en Chapín, por segunda vez de manera consecutiva esta temporada. Pero esta vez la crisis ya es monumental. Frente al colista, el equipo que menos goles anotaba y el que más encajaba del subgrupo, jamás puede perder en casa un equipo de la talla de los azulinos, llamado y obligado a estar arriba, por plantilla, por poderío y por nombre. El KO es terrible. Y mental, sobre todo. Porque el bloqueo mental, con un atasco catastrófico, de la plantilla azulina a la hora de generar ocasiones es muy preocupante, y se vio reflejado en la segunda parte, que terminó siendo la peor de la temporada. La falta de gol comienza a ser un problema grave en el Xerez DFC, y la presión y el bloqueo mental, son la razón primaria de este problema tan preocupante que necesita soluciones de urgencia, porque el miércoles, los xerecistas visitan al Conil.

Pérez Herrera sorprendió con el once, con algunas rotaciones, dando entrada a jugadores menos habituales que estaban mereciendo tener más minutos, como fue el caso de la titularidad de Beni, Baeza, Javilillo o Junior. El Xerez Deportivo FC comenzó el partido como el guión marcaba. Apretando, con intensidad y metiendo al Antoniano en su propio campo cada vez más acorralado. Y eso que la primera llegada la tuvo el conjunto visitante, a la contra y en posible fuera de juego, pero con un disparo final demasiado desviado. Era el minuto 3 de encuentro, y un minuto después llegaba la contundente respuesta de los azulinos. Una gran internada de Beni por el costado izquierdo terminaba en el segundo palo, en los pies de Bruno, y el centro del seis lo remataba el propio Beni, de cabeza y lanzándose en plancha, estrellando la pelota en el poste. Se tiraban de los pelos en Chapín sin explicarse como esa pelota no había entrado. Dos minutos después, con un Xerez DFC plantado en campo rival, Máyor volvió a tener otra ocasión clamorosa. Marcelo despejó de espaldas a la portería y Máyor recibió sólo en el área, de espaldas, se giró y cuando remató, Andrés ya estaba encima suya para desbaratar la ocasión. El rebote lo cazó Bruno Herrero que probó fortuna desde lejos sin suerte.

El dominio era absoluto. El Xerez Deportivo FC controlaba el tempo del partido, tenía la pelota y estaba plantado constantemente en campo rival. El Antoniano mientras, esperaba ordenado atrás y buscando alguna contra. Pasado el primer cuarto de hora, al conjunto xerecista le estaba faltando un poco lo de siempre, la precisión y la calidad en el último toque, porque todo lo demás lo estaba bordando hasta el momento. Pero tras ese tremendo arranque, los azulinos iban a dormirse en los laurales por unos minutos. El Antoniano fue avanzando metros, y un mal pase de Marcelo a la frontal, provocó que Adri Rodríguez  hiciese una falta peligrosa en la frontal con su correspondiente tarjeta amarilla, la primera del encuentro. Esa misma falta directa la botó Ranchero y Camacho tuvo que hacer una enorme parada para evitar el tanto visitante. Llegaba el miedo a Chapín con el primer susto.

Lo seguía intentando el Xerez DFC pero pasaban los minutos y el 0-0 continuaba campeando en el marcador. En zona de ataque, Bello, Javilillo y Baeza iban cambiando posiciones, con el capitán jugando más por dentro. Aunque por momentos aparecía por esa posición Javilillo, con Bello en izquierda y Baeza en derecha. La precisión en los pases no estaba siendo la mejor para los azulinos, que poco a poco se estaban atascando en fase ofensiva en la recta final de la primera parte. El equipo ya no tenía tanto la pelota, no llegaba tanto y el Antoniano se estaba desperezando en ataque, intentando aprovechar cualquier error local. En el minuto 39, un nuevo centro lateral de Bruno, que volvió a aparecer como interior, se paseó por el área sin encontrar rematador, con Máyor y luego Baeza en buenas posiciones. El Xerez DFC se estaba atascando en tres cuartos, otra vez.

En el último minuto de la primera parte lo volvió a intentar el Xerez DFC con otro centro lateral y Máyor cabeceaba alto. Un minuto después, en el tiempo de descuento, Javilillo tuvo en su cabeza una de las mejores ocasiones del partido, muy similar a la anterior. Un centro de Beni, sin duda uno de los mejores futbolistas azulinos de la primera mitad, lo cabeceó Javilillo fuera, libre de marca en el interior del área. El partido se iba al descanso con las mismas sensaciones que toda la temporada. Un Xerez DFC dominador, superior, viviendo más tiempo en campo rival pero con una toma de decisiones incorrecta en el tramo final de cancha. El equipo arrancó mucho mejor, fue de más a menos, terminó atascado y desesperado viendo que la pelota no entraba, y con un Antoniano más vivo de lo que esperaba.

La segunda mitad en Chapín comenzó con cambios en ambos equipos. Pérez Herrera sacaba a Antonio Sánchez por Baeza. Bello volvía a banda y dos puntas arriba. En el Antoniano salía Cama por Manu Romero, que tenía tarjeta. Comenzó dominando, como en la primera mitad, el Xerez DFC y buscando con todo la portería rival. Bruno Herrero, en el 46, cabeceaba alto una pelota centrada por Máyor. Aun así, el conjunto azulino continuaba totalmente atascado en construcción ofensiva. El miedo al marcador y la desesperación comenzaban también a entrar en juego para ser un hándicap en contra del Xerez DFC. El bloqueo mental comenzaba a preocupar.

Y ese miedo provocaba que el Antoniano se atreviese a buscar los errores defensivos de los azulinos. De hecho los visitantes empezaban a estar cómodos, ya que este era el partido que querían y buscaban. En el minuto 59, Román tuvo la mejor ocasión para el Antoniano, con un disparo lejano que terminó topándose con el poste. Chapín temblaba, las sensaciones en el campo no eran nada buenas y el encuentro estaba entrando en una dinámica peligrosa. Llegados a la hora de partido, Pérez Herrera daba entrada a Jacobo y Antonio Jesús, por Javilillo y Adri Rodríguez, que tenía amarilla.

El Xerez DFC estaba atacando peor que en la primera mitad, más nervioso, menos calmado, y con una gran imprecisión. Muy preocupante. La falta de pegada de los azulinos frente al equipo más goleado del subgrupo estaba siendo realmente grave. Con dos puntas referencias en el área rival, los azulinos estaban colgando muchos menos balones al área. El equipo estaba frío, como el clima en Jerez. Jacobo lo intentaba en el minuto 64 con un remate muy desviado desde el interior del área. Pero en la vida todo puede ir a peor por momentos, y eso iba a pasar en Chapín.

En el minuto 71, llegaba lo que nadie quería creer en Chapín pero que se veía venir. Tras un mal pase de Antonio Jesús atrás, Javi González se anticipaba  a Camacho totalmente sólo, regateaba al guardameta azulino y anotaba el primero del partido a portería vacía. El Antoniano hacía el 0-1 contra todo pronóstico tras un error muy grave de los azulinos en defensa. La segunda parte de los xerecistas estaba siendo realmente mala, y el Antoniano estaba más atento que nadie a los errores de un Xerez DFC que estaba totalmente desesperado. Los fantasmas del Conil o Arcos en Chapín de la temporada pasada volvían a aparecer y la crisis azulina se agravaba.

En el minuto 78, Pérez Herrera hacía los dos últimos cambios. Goma y Fran Ávila entraban al campo por Beni y Marcelo. El técnico jerezano quitaba del campo al mejor del partido, Beni, que ya estaba algo fatigado. Pero la ineficacia ofensiva del Xerez DFC seguía siendo la misma. El equipo estaba atacando sin alma, sin ideas y castigado con su propia mentalidad, que tras el gol encajado, estaba totalmente hundida. La presión tras perdida de pretemporada había desaparecido en un equipo que acabó chocándose contra sí mismo. Las ideas no existían y ninguno de los ataques azulinos tenía sentido en el tramo final. El Xerez Deportivo FC estaba haciendo los peores 45 minutos de la temporada y le estaban costado muy caro, frente a un equipo que no conocía la victoria y que era el más goleado del subgrupo. El colista tomaba Chapín y hundía a los xerecistas.

Y el partido llegaba así a su fin, con una jugada que reflejaba la inoperancia ofensiva del Xerez DFC. Con un centro al área, demasiado plano, que Antonio Sánchez peinaba sin peligro para que Andrés atrapase el esférico y diera por concluido el partido. KO gravísimo para un Xerez DFC obligado a ascender esta temporada y que empieza a complicarse la vida de manera alarmante y muy preocupante, sabiendo que por este camino, el objetivo obligatorio se escapa. Los azulinos suman solamente 7 puntos de 18 posibles, unas cifras alarmantes y realmente graves, con 4 goles a favor y 5 en contra en seis jornadas. Los números son realmente malos. Los de Pérez Herrera son actualmente quintos, podrían terminar el domingo más abajo en la tabla, están a 8 puntos del líder y el miércoles vuelven a competir, desde las 19:00 en el Pérez Ureba frente al Conil. Una prueba de fuego, ante un rival complicado y con la obligación de ganar, tras dos derrotas consecutivas, tras tres derrotas en seis partidos, tras tres jornadas sin ganar y tras un mes sin conocer la victoria. Crisis monumental. La semana de 9 nueve puntos se fue al garete a la primera.

xerezmania.com