Wednesday, 26/01/2022

UD Los Barrios 1-2 Xerez DFC: Bocanada de oxígeno y confianza para derribar el muro del miedo

marzo 22, 2021
UD Los Barrios 1-2 Xerez DFC: Bocanada de oxígeno y confianza para derribar el muro del miedo
Comparte

El Xerez Deportivo FC vuelve a respirar. El conjunto azulino necesitaba esta victoria como el comer, y así fue. Los hombres de Pérez Herrera consiguieron su primera victoria a domicilio anotando más de un gol por primera vez en Liga, para cortar la mala dinámica que arrastraban y derribar el bloqueo mental de los últimos encuentros, así como ese muro del miedo a todo lo malo. El tanto final de falta directa de Arona Diawara, en el único disparo a puerta de los locales, hizo que el Xerez DFC sufriese al final en demasía. Pero en líneas generales, el partido de los azulinos fue muy bueno, con un excelso arranque y, lo más importante, dándole continuidad a las buenas sensaciones durante todo el partido. El equipo no bajó los brazos ni se conformó. Ni con el 1-0 de Goma ni con el 2-0 de Máyor de penalti. Siempre quiso más, y no paró de presionar en todo el partido. Esa fue la clave para la recuperación de la confianza en ellos mismos, algo que este equipo necesitaba urgentemente, y para ello necesitaba volver a sumar de tres, algo que no lograba desde hace más de un mes.

Pérez Herrera volvió a sorprender con su once titular. Hizo alguna rotación o cambio respecto a Conil y Antoniano, totalmente inesperado y difícil de adivinar. Y los jugadores respondieron. La principal novedad fue que Bello y Bruno Herrero se quedaron en el banquillo. El capitán y centrocampista jerezano no salían de inicio tras ser cruciales en los últimos onces. Sorprendía. Pero a la vez era lógico tras tres partidos en una semana. Antonio Jesús entraba en el centro del campo, y Javilillo ocupaba una de las bandas. Goma volvió a la mediapunta, Jacobo a su extremo izquierdo y Máyor repitió sólo arriba. Atrás, Beni volvió a ser titular por delante de Fran Ávila, y ya van tres partidos seguidos, y Edet y Oca fueron la pareja de centrales.

El Xerez Deportivo FC comenzó muy metido en el partido y aportando una gran intensidad. Algo habitual en el equipo azulino en los inicios de partido. Jacobo probó portería con un disparo lejano en el minuto 4, y el Xerez DFC, desde bien temprano, ya daba sensación de peligro. Y de esa manera iba a llegar el primer gol, muy pronto. Los xerecistas estaban volcando su juego contra la portería local, y tras un centro al área, el no despeje con contundencia de la defensa de Los Barrios, hizo que Goma cazase la pelota en el área pequeña, muerta, y la puntease al fondo de la red. La defensa local se había dormido y Goma, más listo que nadie, aprovechó el error de la mejor manera posible. Era el 0-1 en el minuto 6. El comienzo era inmejorable.

El inicio de partido de Goma estaba siendo superlativo, y lo iba a mantener. Estaba en todos lados. Parecía que había 8 Gomas en el campo, estaba en todas partes. Cada vez que Los Barrios sacaba la pelota en corto con su defensa, ahí estaba Goma presionando. Donde estaba la pelota en la salida de balón, ahí estaba Goma. Todocampista en estado puro. Una primera mitad sensacional del 8 xerecista. La presión alta del Xerez DFC estaba incomodando mucho a Los Barrios. Un equipo local que no estaba nada cómodo, tirando de patadon arriba, nervioso atrás y muy impreciso en la circulación de balón. Valdrin en el minuto 21 y Ussama en el minuto 25 vieron las primeras amarillas del partido en un partido que comenzó a calentarse, y que provocaba que Oca también la viese en el minuto 26. El entrenador local, Keko, no paraba de protestar desde la banda en continuo desacuerdo con las decisiones arbitrales.

Pero el Xerez Deportivo FC no paraba de persistir e insistir. Los Barrios estaba nervioso e impreciso atrás cada vez que sacaba la pelota en corto, y eso el conjunto azulino lo sabía. Y por ello la presión era bastante agresiva. Por un cúmulo de estos dos factores, se iba a cocinar el segundo tanto xerecista. Los Barrios perdió la pelota en salida desde atrás, tras una muy eficiente presión azulina, Goma recuperó dicha pelota, se internó en el área sólo de cara a gol y el defensa barreño, Ekedo, lo derribó por detrás. Era penalti claro, sin discusión. Goma estaba consolidando con estadísticas su enorme partido. Superlativo. Estaba siendo el mejor de los azulinos. Multiplicado por 8, como su dorsal, y extra motivado en su ex campo. Gol y penalti provocado, MVP. Máyor cogió la pelota y no falló. Impecable disparo a su izquierda, abajo, para anotar el 0-2 en el minuto 31. Tercera diana para el ariete azulino esta temporada y segunda consecutiva tras el gol en Conil. De esta manera, el Xerez DFC anotaba dos goles por primera vez en toda la temporada.

Los Barrios intentó irse arriba en el tramo final de la primera parte con un buen centro al área de Camacho cuyo cabezazo se marchaba rozando el poste. Era el primer susto barreño sin disparo a puerta. Justo después en el minuto 38, Máyor rozó su doblete particular tras rozar de cabeza una pelota que se marchó fuera tras estar libre de marca tras un buen centro. Sin disparar a portería, pero en el minuto 43, Los Barrios tuvo su segunda ocasión con otro centro colgado al área tras un balón parado. De esa forma, y con 0-2, el partido llegaba al descanso. El Xerez DFC había hecho un gran trabajo dando muy buena imagen, y penalizando los errores del rival a la perfección. Esta vez sí, los azulinos estaban optimizando sus ocasiones. En líneas generales, todos los jugadores habían estado a un gran nivel. Luego estuvieron los nombres propios. Goma estuvo superlativo como un pulpo en la presión y en la recuperación en el área rival. Máyor estuvo muy inteligente con sus movimientos, leyendo el partido a la perfección y siendo un peligro y un dolor de muelas constante para los centrales locales. Se vio un Jacobo mejorado en banda y un Marcelo que también está mejorando individualmente. En el centro del campo, Antonio Jesús y Adri estuvieron excelsos. Beni, una semana más, impecable, sin cometer errores y haciéndolo todo bien. Y lo más importante, sin arrugarse ante ningún rival en las pelotas divididas. En defensa el equipo estaba muy correcto impidiendo llegadas claras del rival.

La segunda parte comenzó con un Xerez DFC idéntico al de la primera, tras una de las charlas tácticas al descanso más random posibles. Ambos conjuntos no pudieron usar los vestuarios y la charla de Pérez Herrera fue en mitad de la grada del San Rafael, a vista de todos. Curioso cuanto menos, buscando ocultar la pizarra. Los azulinos entraron muy enchufados al partido y de esa forma, la primera ocasión fue xerecista. Máyor cazó una pelota en el costado derecho, ya dentro del área, y su disparo potente cruzado rozó el poste de la portería local. Tuvo el doblete el ariete. Pocos instantes después, en el minuto 52, Oca se hacía daño en el tobillo y entraba Junior en su lugar. Finalmente estaba recuperado, pero como tenía tarjeta, José decidía retirarlo. Goma en el minuto 61 probó fortuna con un disparo lejano y Javilillo, dos minutos después, lo intentó con un disparo alto tras un balón llovido casi en línea de fondo. El Xerez DFC no se conformaba, seguí persistiendo. Esa actitud de ambición daba otra imagen de equipo. Con más confianza y derribando ese bloque mental de partidos atrás.

En el minuto 65 llegó una jugada muy protestada por Los Barrios, cuando un jugador barreño se plantó sólo ante Camacho tras error defensivo pero el asistente pitó fuera de juego. A partir de ahí, el partido también se fue calentando. En el minuto 66, Alberto Ramos le pegó un rodillazo en la espalda peligrosísimo a Marcelo, y posteriormente lo agredía con una patada en el suelo, ya sin pelota. El colegiado solamente vio la primera acción y mostró amarilla, pero el banquillo xerecista se volvió loco pidiendo la roja. Poco después, Bouba, le propinaba otro codazo sin balón a Marcelo muy protestado por el banquillo xerecista. En una de esas protestas, el colegiado sevillano del partido, Óscar Avilés Hernández, le mostraba la amarilla a José Pérez Herrera. Pero lo llamativo no es la amarilla, lo llamativo fue la explicación del colegiado al técnico jerezano. “Por estar de pié”. Cómico e irrisorio. Sin sentido. Cuando además Keko, en el otro banquillo, no paró de protestar. Poco después, Abraham, el delegado, también veía la amarilla.

El Xerez DFC tenía el partido controlado. Pérez Herrera hizo su segundo cambio en el minuto 80, dando entrada a Valenzuela, que estuvo rápido y hábil en ataque, por Javilillo. Pero dos minutos después iba a llegar el gol barrense. Edet provocó una falta tonta al borde del área, viendo la amarilla, y Arona Diawara la transformaba en gol con un extraordinario golpeo de falta. El partido se ponía 1-2 y el miedo en el cuadro xerecista entraba. Tocaba sufrir. Pérez Herrera, tras el gol, dio entrada a Bruno Herrero, Curro Rivelott y Antonio Sánchez, por Antonio Jesús, Goma y Máyor, que se habían desfondado. El cuadro azulino volvía a encajar un gol a balón parado pero ahora le tocaba ponerse el mono de trabajo y sufrir defendiendo lo ya logrado. Los Barrios, hasta el 95, colgaron un par de pelotas sin peligro, y el Xerez DFC a la contra fue incluso más peligroso, con un disparo de Valenzuela a portería y varias llegadas más de Antonio Sánchez y Jacobo sin ver puerta. El partido terminó con tangana. Camacho vio una amarilla antes y Alberto Ramos fue expulsado por otra lamentable agresión sin balón a Marcelo.

El partido llegó de esta manera a su fin, sufriendo más de lo que finalmente fue, y con una victoria vital para el Xerez Deportivo FC. El cuadro azulino se quita varios ladrillos de la mochila con estos tres puntos y todavía le quedan restos de esos ladrillos que tendrá que ratificar la semana que viene en Chapín frente al Cabecence. Bocanada de oxígeno para recuperar la confianza de un equipo que estaba y vivía triste y decaído. El bloqueo mental fue derribado en el San Rafael a base de esfuerzo, intensidad y coraje. Los goles derribaron el muro del miedo, anotando dos goles por primera vez en la temporada y consiguiendo la primera victoria a domicilio. El Xerez DFC termina la jornada octava con 11 puntos y a falta de una jornada para el final de la primera vuelta, se coloca cuarto, con los mismos puntos que el tercero (Rota) y el quinto (Lebrijana), a tres puntos del Ceuta que empató en las Cabezas y a los mismos 7 puntos del Xerez CD que venció al Arcos.

xerezmania.com