Monday, 20/09/2021

UB Lebrijana 2-1 Xerez DFC: El acierto y desacierto en las áreas determinan la primera derrota azulina de la temporada

marzo 22, 2021
UB Lebrijana 2-1 Xerez DFC: El acierto y desacierto en las áreas determinan la primera derrota azulina de la temporada
Comparte

Perdió el Xerez Deportivo FC en el Municipal de Lebrija, en la que es la primera derrota de la temporada en la primera salida, al igual que pasó la campaña pasada en Rota. Dos goles seguidos de los locales en sus primeros dos acercamientos fueron vitales para la UB Lebrijana a la hora de llevarse sus primeros tres puntos de la temporada. Goma reaccionó con un gran gol acto seguido pero no fue suficiente para empatar el encuentro. El conjunto azulino gozó de ocasiones de peligro pero no estuvo acertado ni tuvo fortuna, fallando incluso Bello un penalti en la segunda mitad. Vuelven los fantasmas del pasado fuera de casa, pero esto acaba de empezar. El equipo de Pérez Herrera lo dejó todo en el césped, no mereció perder, pero el acierto y el desacierto en las áreas fueron determinantes.

Empezó fuerte el Xerez Deportivo FC en Lebrija. Decía Pérez Herrera en la previa que el equipo tenía que salir con agresividad e intensidad al partido, y así fue. En el once no hubo muchas sorpresas, más allá de las titularidades de Adri y Bruno Herrero en el centro del campo. Bello también volvía al once en su primera titularidad liguera. Los primeros minutos fueron muy intensos por parte de los azulinos, fueron capaces de instalarse en campo rival y no dejando incluso a la Lebrijana pasar del centro del campo. Los xerecistas salían a morder cada vez que perdían la pelota y la presión era totalmente eficaz. Antonio Bello tuvo la primera ocasión de peligro en el minuto once tras una falta directa centrada a portería que despejó Isco con una gran parada. En esos minutos, el Xerez DFC había colgado ya varios balones con peligro.

Pero el fútbol es impredecible y muchas veces caprichoso. El Xerez DFC había salido al partido con un dominio absoluto, pero el destino tenía otro guión de encuentro preparado. En la primera vez que la UB Lebrijana consiguió pasar del centro del campo sacó un saque de esquina, que ejecutó de manera rápida y en corto, para luego poner el primer centro al área del partido. La defensa xerecista despejó sin contundencia y la pelota quedó muerta en el área, ahí apareció Migue Fernández y de primeras la puso en el fondo de la red. Era el 1-0. Primer acercamiento, primera llegada, primer tiro, primer fallo defensivo y gol. Era el minuto 13 de encuentro. El palo para los azulinos era tremendo y la efectividad local asombrosa. Y más todavía por cómo había comenzado el partido. Los fantasmas del pasado fuera de casa volvían a la cabeza de todos los xerecistas desplazados a Lebrija en masa, dentro del aforo reducido.

El partido no cambió de ritmo ni de color en el dominio. Los azulinos, de negro en Lebrija estrenando segunda equipación, siguieron con el mismo juego. Buscando centros al área con un juego muy directo, en un campo de dimensiones pequeñas y en campo artificial donde los locales se sienten muy cómodos. Pero diez minutos después del primer tanto, en el minuto 23, llegó el 2-0 en otro despiste defensivo. Esta vez los protagonistas fueron David Ordoñez y Fran Ávila. El extremo local encaró al lateral xerecista, se fue hasta línea de fondo dejándolo atrás y poniendo el centro al primer palo, donde apareció Migue Fernández de espuela para anotar el segundo. Era la segunda llegada de los locales, su segundo tiro y su segundo gol. Estuvo horrible el Xerez en tareas defensivas, tanto Fran Ávila en el duelo individual como Edet y Oca siguiendo la marca. Migue hacía su doblete particular con un gran gol batiendo a Camacho a bocajarro y sin tiempo de reacción. El jarro de agua fría antes de la media hora de partido era tremendo. Dos errores, dos llegadas, dos goles. Fútbol caprichoso y faltas de concentración en defensa que no estaban faltando en el resto del campo.

Pero el Xerez Deportivo FC se volvió a levantar y reaccionó de la mejor manera que podía hacer, recortando distancias a los dos minutos. Y así hizo en el minuto 25 Ignacio Goma. El canterano recibió la pelota de espaldas en la frontal, se dio la media vuelta de forma rápida y disparó a portería con latigazo con rosca. La pelota entró cercan al poste izquierdo de la portería local. Era el 2-1 y un auténtico golazo de Ignacio Goma, que estaba cuajando un gran partido dejando toda su alma en el terreno de juego con garra y pundonor. Ese gol motivó a los azulinos y le dio alas para buscar el empate unido al apoyo de los xerecistas desplazados. El equipo estaba dando la cara pero estaba por debajo en el marcador. Los últimos minutos de la primera parte se calentaron, hubo varias tarjetas y demasiadas interrupciones en forma de falta. Antonio Bello, en forma de falta directa, tuvo el empate en sus botas en el minuto 39 con un disparo al travesaño desde el pico del área. El capitán azulino volvía al once tras lesión y se le vio muy activo, pidiendo la pelota constantemente y buscando el desborde hacia dentro. El partido se basaba en el juego directo, pero cuando el Xerez DFC a través del pase llegaba al área rival le estaba costando encontrar la claridad y calidad necesarias para dar el último pase o último centro de manera correcta.

El conjunto de Pérez Herrera inició la segunda mitad con más intensidad incluso que la primera, embotellando al rival e instalado con tiendas de campaña en campo rival. Unas tiendas de campaña sin piquetas eso sí, que para los entendidos sabrán que sin ellas, la tienda se va volando y no se sostiene. El acierto en el fútbol son las piquetas de la tienda de campaña y eso fue lo único que le falló al Xerez DFC en Lebrija. En los primeros tres minutos de la segunda mitad, los azulinos tuvieron dos ocasiones claras de gol, con un remata de Oca que despejó Isco y otro de Jacobo dentro del área que se marchó rozando el poste. Eso unido a siete u ocho centros al área. La entrada desde el descanso fue de sobresaliente. Y eso tuvo su recompensa en el minuto 53, el momento clave del partido. Jacobo cae en el área de forma flagrante y el colegiado onubense pitó penalti. Antonio Bello cogió la pelota, lo tiro a su izquierda pero Isco lo adivinó y con una buena parada se erigió como héroe para evitar el empate.

El fallo de Bello en el penalti fue el momento clave del partido. El acierto y el desacierto en las áreas estaba siendo determinante. La UB Lebrijana con dos ocasiones había hecho dos goles, y el Xerez DFC con más del triple de ocasiones solamente había anotad uno perdonando demasiado. El penalti cambió el rumbo del partido y el rumbo anímico de ambos conjuntos. No llegaría ahí y el empate y ya no llegaría en todo el partido, aunque es cierto que los xerecistas no pararon de intentarlo. En el minuto 58, Pérez Herrera movió el banquillo dando entrada a Antonio Sánchez y Javilillo, por Ignacio Goma y Jacobo. Los dos entraron voluntariosos pero ninguno estuvo afortunado en su juego. Pocos instantes después entró Valenzuela por Bello. El Xerez DFC estaba jugando con casi 4 hombres arriba y con dos puntas. La única forma de llegar era con balón largo al área desde atrás o con alguna internada por bandas. Bruno Herrero tuvo otra ocasión tras una falta directa pero Isco volvió a despejar su disparo. El guardameta local estaba siendo protagonista cuajando un gran partido. Antonio Jesús entró por Adri en el tramo final para seguir remando hacia adelante, pero el Xerez DFC murió en la orilla. Lo intentó de todas las maneras pero no era el día, el acierto y desacierto en las áreas había sido clave, y ahí el Xerez no fue superior como si lo fue en el juego desplegado. El tramo final, con resultado en contra, fue demasiado desesperante e impaciente, con un juego directo pero sin ganar pelotas áreas en campo rival. La UB Lebrijana supo leer el final del partido y se defendió de manera muy correcta buscando incluso hacer daño a la contra con un Fran Jiménez a gran nivel.

Un conjunto local con sus limitaciones, dominado en juego y ocasiones, pero con sus armas y rocoso en su casa. Fue más letal en las áreas y se llevó los primeros tres puntos de la temporada. El Xerez DFC suma su primera derrota de la temporada a domicilio y acumula tres puntos de seis posibles en este inicio liguero. El próximo partido de los azulinos será el próximo fin de semana en Chapín frente al Arcos. Cosas que corregir para los azulinos porque esto no para, y para terminar la primera fase en este subgrupo hay menos jornadas que en temporadas normales.

xerezmania.com