Advertisement
Monday, 05/12/2022

San Roque de Lepe 4-2 Xerez Deportivo FC: Fragilidad y decepción fuera de casa una vez más 

San Roque de Lepe 4-2 Xerez Deportivo FC: Fragilidad y decepción fuera de casa una vez más 
Comparte

Derrota muy dura del Xerez Deportivo FC en el Ciudad de Lepe por 4-2 con goles de Chuma, Becken, Morillo y Tiago. Por el Xerez marcaron Máyor y Fraile. Los grotescos errores atrás condenaron a un equipo que estuvo bien en la primera parte pero que se cayó en la segunda, física y anímicamente. El Xerez es el tercer peor visitante de la Liga y eso no es casualidad, son hechos.

El Xerez Deportivo FC se presentaba en el Ciudad de Lepe con la intención de superar con nota su asignatura suspensa esta temporada, fuera de casa. Más de 30 valientes xerecistas se desplazaron un miércoles por la noche para no dejar sólo a su equipo. 

Pérez Herrera hizo modificaciones en su once obligado por las bajas en defensa de Oca, Durán, Cruz e Iriondo. En la portería César volvió a ser titular. Marcelo, Castillo, Ocaña y Hugo formaron la defensa. Ocaña de central y Hugo de lateral izquierdo. Antonio Jesús y Curro en el doble pivote. Jacobo y Baeza por bandas. Y arriba doble delantero con Máyor y David Grande. 

El San Roque de Lepe salió con Salvi Carrasco, Fran Ávila, Becken, López, Carmona, Verge, Chuma, Abeledo, Morillo, Charaf y Adrián.

El partido empezó con un Xerez Deportivo FC muy bien situado en el campo, con una buena idea de juego y empezando a llegar con peligro más que su rival. Curro lo intentó en el minuto 7 pero su disparo se fue alto, luego Antonio Jesús probó fortuna y la pelota fue directa a las manos de Salvi. También ocurría lo mismo con un centro de Baeza, que estaba muy intenso por banda.

Pero en el minuto 19, cuando el Xerez Deportivo FC estaba mejor situado en el campo y llegando con más peligro al área rival, llegó el primer error y primer regalo xerecista. César se vio muy bien presionado por el rival, y al despejar la pelota cometió un error fatídico. Sacó mal y le regaló la pelota directamente a los pies de Chuma. El ariete aurinegro se plantó delante del guardameta azulino, sólo, y batió a placer para hacer el 1-0. El San Roque no estaba generando peligro pero ese grave error lo ponía por delante. Regalo imperdonable. 

El Xerez no se vino abajo, y siguió realizando su mismo juego, pero la confianza ya no era la misma. Las bajas en defensa no se estaban notando, y Ocaña y Hugo estaban cuajando un buen partido fuera de posición. Verge vio amarilla en el 22 y Hugo en el 27.

El Xerez Deportivo FC no quería tirar la toalla y siguió luchando. Y así llegó la recompensa a la media hora del partido. David Grande estiró el juego por banda izquierda, llegó a línea de fondo y puso la pelota al área con rosca a la misma. El cuero cogió efecto desde dentro hacia fuera hacia los orígenes de la frontal. Ahí apareció el killer Mayordomo para, al primer toque, sin dejarla botar y con un golpe perfecto, poner la pelota en la escuadra. Era el 1-1. Era un golazo en mayúsculas. Un gol de esos que merece encuadrarlo. El equipo se fusionó con los xerecistas desplazados de forma pasional.

La afición xerecista se vino arriba en la grada tras el gol, animando con más fuerza y haciéndose notar más que nunca. El empate llegaba en el mejor momento y era totalmente merecido. 

Poco más pasó en la primera parte antes del descanso. Las bajas en el Xerez no se estaban notando, el equipo con dos delanteros estaba bien plantado y estaba siendo ligeramente superior a su rival. Pero el grave error del 1-0 estaba saliendo algo caro, por el momento.

La segunda mitad comenzó con cambio en el San Roque de Lepe. Entraba Camacho por Verge. En el primer minuto de la segunda mitad, el Xerez rozó el segundo. Tras un centro desde la izquierda y una peinada en el primer palo, la pelota voló hacia el segundo. Ahí estaba David Grande como ante el Cacereño, pero su disparo de cabeza dio en el poste. La ocasión se iba tristemente al traste. 

Tras el palo de Grande, a los dos minutos, otro palo. Pero este mucho peor. Un palo de los que duelen. Córner a favor del San Roque de Lepe y gol de Becken, que se elevaba por encima de toda la defensa tras ganarle la marca a Castillo, y ponía la pelota en el fondo de la red. Era el 2-1. Un golpe muy duro para los xerecistas en una jugada aislada.

Este gol hizo muchísimo daño al Xerez Deportivo FC, sobre todo en el aspecto anímico. Jacobo probó con un disparo en el minuto 56 que atrapaba Salvi sin problemas. Tres minutos después, Baeza la mandaba a las nubes. Ambos extremos estaban cuajando un muy buen partido, sobre todo el de Gelves.

A partir de aquí el San Roque de Lepe iba a ser superior y la sensación que daba el Xerez Deportivo FC era que se estaba cayendo anímicamente y también fisicamente. El equipo era incapaz de reponerse a las adversidades. Actitud pero sin material. En el minuto 61 salieron Nané e Iván Robles por Chuma y Carmona. Un minuto antes perdonó Chuma el tercero. Le cayó la pelota en el aire, sólo, intentó la volea pero el disparo se fue muy alto.

Estaba avisando el San Roque de Lepe que quería más y estaba siendo superior, ahora sí, en la segunda mitad. Charaf perdonó nuevamente en el 69. Fran Ávila llegó a línea de fondo, la puso atrás y la pelota quedó totalmente sola en la frontal. Charaf llegó y la mando fuera. El Xerez estaba contras las cuerdas, ahogado y agotado. Fisicamente el equipo estaba muy mal. Y anímicamente muy afectado. Este equipo es más frágil que el vidrio. 

En el minuto 68, Pérez Herrera movió el banquillo con tres sustituciones. Salieron Darío Guti, Gonzalo Poley y Antonio Bello por David Grande, Hugo y Curro Rivelott. Y un minuto después. El desastre. El equipo volvió a cometer un error en un despeje. César estaba adelantado y descolocado, tras un flojo despeje de Castillo y una mala comunicación entre defensa y portero. Morillo cogió la pelota y no se lo pensó. Le pegó desde fuera del área y para dentro. Golazo. El cuero entraba por el primer palo a toda velocidad. Locura en el Ciudad de Lepe, 3-1 y tristeza xerecista. 

El tercer gol local era la sentencia a un equipo roto. En el minuto 74 debutaba Marc Fraile por Baeza. Un minuto después perdonó Máyor de cabeza a bocajarro. Pero paró muy bien colocado Salvi. Al minuto siguiente, otra llegada de Máyor, hacía grande a Salvi bajo palos, que volvía a salvar.

En el 81 entraba Cunha por Abeledo y en el 84 debutaba Galafate con el primer equipo por Antonio Jesús. Cuando todo parecía perdido, el Xerez Deportivo FC volvió a meterse en el partido en el minuto 86. El equipo lo estaba intentando a pesar de todos sus problemas y Marc Fraile anotaba el 3-2 tras un centro medido de Jacobo al segundo palo. Debut y gol. Quedaban cuatro minutos más los cinco del descuento. Había esperanza.

Pero en el 92, otro gravísimo error del Xerez Deportivo FC, tiraba el partido y la esperanza final a la basura. Bello erró en un pase atrás que dejó a Cunha sólo ante César, le regateó y puso la puntilla. 4-2 definitivo. 

El Xerez Deportivo FC había regalado demasiado. Hizo una buena primera parte pero en la segunda, un golpe anímico, lo hundió. Cometió muchos errores y le dio el partido en bandeja al rival. Fuera de casa, otro suspenso de los xerecistas. Los azulinos son el tercer peor visitante de la Liga y ya no hay excusas. El Panadería Pulido ha sacado más puntos fuera de casa que el Xerez. Solamente San Fernando y Tamaraceite han sacado menos puntos que los xerecistas fuera de casa. Con esos números no se puede aspirar a nada más que una permanencia sufrida o tranquila, dependerá de Chapín. Es la triste realidad. 

El San Roque es un rival de la Liga del Xerez Deportivo FC y cuatro goles son demasiados. Faltan muchas cosas. Fuera de casa el equipo sigue decepcionando a sus aficionados que siguen viajando sin parar. 

El Xerez Deportivo FC metió dos goles fuera de casa por segunda vez en la temporada. La otra vez fue en Vélez. Cayeron cinco y hoy cuatro. Y cuidado, el Xerez hoy no jugó mal. No hizo mal partido. Por momentos hizo muy buenas cosas. Jacobo, Baeza, Curro, Ocaña, Grande, Máyor o Hugo hicieron buen partido. Y eso es lo peor. Porque hacer las cosas bien y que te metan cuatro, decepcionando a tus aficionados fuera de casa una vez más, es lo peor. Hacer las cosas bien y caer es lo verdaderamente grave y preocupante. Esa es la clave y lo más preocupante de todo. Si se hacen mal que puede pasar. 

FOTO. Xerez Deportivo FC

xerezmania.com