Monday, 15/08/2022

Pérez Herrera, técnico del Xerez Deportivo FC, carga contra el arbitraje tras perder en Coria: “Sentimos rabia e impotencia”

noviembre 15, 2021
Pérez Herrera, técnico del Xerez Deportivo FC, carga contra el arbitraje tras perder en Coria: “Sentimos rabia e impotencia”
Comparte

Pérez Herrera, técnico del Xerez Deportivo FC, atendió a los medios de comunicación locales y a Xerezmanía en la sala de prensa del Municipal La Isla tras la derrota de su equipo (2-1) ante el CD Coria.

Cuál es tu primera sensación ahora mismo. ¿Cómo estás tú y cómo está el equipo?

“Está con rabia de revertir la situación y con la impotencia de sentir que el equipo necesita hacer las cosas muy muy muy bien para conseguir el premio. Estamos dolidos por eso porque el equipo se esfuerza, lo intenta, tenemos que remar con dos goles en contra en las dos primeras ocasiones de ellos. Los primeros errores nos penalizan mucho nuevamente. Y apenas da tiempo a meternos en el partido cuando ya tienes dos goles en contra. Luego remamos, empujamos y recortamos distancias. Por mucho que empujamos, a veces por indecisiones que no son nuestras y otras por desacierto nuestro o acierto del rival, pues terminamos con cinco ocasiones claras de gol, a parte del tanto, que nos hace irnos con una derrota cuando el equipo ha hecho méritos para conseguir algo más. Sobre todo en la segunda parte. A base de garra, pundonor, entrega y energía, el equipo ha generado ocasiones pese a que se ha jugado muy poco. Se ha permitido que haya constantes interrupciones en el partido, sobre todo en la segunda m mitad. Y eso ha costado que nos cueste generar más. Esperemos que con el trabajo, y en eso vamos a persistir, se termine revirtiendo la situación. Esa es la rabia que tenemos. Las decisiones que no podemos controlar te crea impotencia y todo lo que hacemos bien no se está convirtiendo en premio. No nos queda otra que seguir y estar más unidos que nunca. Porque la mayoría de los que estamos aquí somos los que venimos del barro. Estamos mereciendo merecer más de lo que tenemos durante muchos partidos”.

Ante el Cádiz B fue una de las primeras veces que te quejaste del arbitraje. Y hoy has estado muy cabreado. ¿Qué es lo que más os ha enojado del colegiado?

“Sentimos que a nosotros con muy poco se nos castiga con una expulsión. Tenemos la experiencia que en 11 partidos hemos acabado con diez en 4. En la primera parte hemos visto como le han partido la nariz a Oca delante de la cara del árbitro, de hecho lo ha parado y ha sacado amarilla, y estamos seguros que si hubiese sido en contra era expulsión para nosotros. No hay lugar a dudas. Tiene la nariz rota, hay sangre y él ha visto el golpe porque así lo ha pitado. La semana pasada nos pasó algo igual. Y eso te va cargando el vaso. Y luego en la segunda parte permitir constantes interrupciones. Y no ha dado el tiempo luego que realmente se ha perdido. Es por lógica. Si en la primera parte das cinco minutos por mucho menos, en la segunda no puedes dar seis. No sé cuantas veces ha entrado el fisio de ellos a tratar al portero. Eso resta tiempo al juego y nos cuesta a nosotros coger el ritmo del partido. El rival ha hecho su partido y eso es respetable. Hay un juez que debe permitir más o menos. Y nos vamos impotentes porque nos ha quitado opciones de poder conseguir algo aquí hoy”.

El equipo ha dado la cara en la segunda mitad pero el problema son los errores que cuestan tanto en la primera. Dos llegadas y 2-0 abajo.

“Date cuenta que el equipo viene mermado en esa faceta. Hace buenos partidos y buenos encuentros, genera, pero tenemos la sensación de que tenemos que hacer un partido casi perfecto para ganar. Y hoy nos ha vuelto a pasar en el minuto 6. Es una pérdida en el medio campo y disparan desde fuera de la frontal. El balón no va muy fuerte pero va pegado a la cepa del palo y entra. Es un jarro de agua fría después del partido que venimos de Cádiz. Era llover sobre mojado. El equipo ese golpe lo notó. La segunda llegada de ellos se convierte en el segundo gol tras un saque de banda y en la segunda jugada la rematan. Nos cuesta levantarnos de esos dos golpes. En el descanso reactivamos a la gente y mentalizamos que había que competir y que había que levantar la cabeza. Y seguir por lo que el Xerez y el xerecismo representa. Y eso lo tenemos claro. Y en la segunda mitad el equipo lo ha intentado con todo. Otra vez hoy nos hemos quedado con la miel en los labios de por lo menos llevarnos un punto”.

Tras cuatro derrotas consecutivas la mochila se va llenando cada vez más

“Sí. Hay que ser fríos y cautos. Ser más equipo y estar más unidos que nunca porque necesitamos el apoyo entre nosotros en el día a día. Los primeros que queremos levantar esta dinámica negativa somos nosotros. Y con la unión, el esfuerzo y la constancia, es lo que debemos llevar por bandera. Y eso lo tenemos claro. No nos queda opta que convertir esa rabia en energía positiva e intentar comernos al siguiente rival”.

FOTO. CD Coria

xerezmania.com