Advertisement
Sunday, 04/12/2022

Pérez Herrera, entrenador del Xerez Deportivo FC, tras perder en Las Palmas: “No hemos estado a la altura en la segunda parte y tenemos que asumir todas las críticas”

Pérez Herrera, entrenador del Xerez Deportivo FC, tras perder en Las Palmas: “No hemos estado a la altura en la segunda parte y tenemos que asumir todas las críticas”
Comparte

Pérez Herrera, técnico del Xerez Deportivo FC, atendió a Xerezmanía sobre el césped del Anexo de Gran Canaria tras la dolorosa derrota de los azulinos frente a Las Palmas Atlético (1-0).

¿Es dramático y preocupante perder ante un rival directo por abajo?

“Todavía quedaba mucha liga y hay muchos puntos en juego, pero hay que mirar el presente y el presente nos dice que hicimos una primera parte aceptable, con opciones, con ocasiones suficientes como para habernos puesto por delante, pero también hicimos una segunda mitad en la que no estuvimos a la altura y tenemos que sentirnos responsables por ello. Hay mucha gente detrás de este proyecto, mucha gente trabajando duro para que esto salga adelante y muchos aficionados que vienen aquí a Las Palmas a darnos su apoyo. Aquí, tenemos que darlo todo hasta el final. No vale ya rumiar más en eso, hay que ser consecuentes, asumir todas las críticas que nos puedan venir porque tenemos que ser responsables y aprender de los errores para no volver a cometerlos. El equipo sí quiere y lo intenta, pero en la segunda parte especialmente jugamos con más corazón que cabeza. Tenemos que ser asumir responsabilidades todos, desde el cuerpo técnico hasta los jugadores, cada uno en su parcela, deben asumir una mayor competitividad. Esta segunda parte no la podemos mantener en el tiempo. Tenemos tragar todo lo negativo que nos pueda caer estos días, intentar levantarnos y trabajar duro porque viene un nuevo partido y tenemos que sumar ya de tres en tres, no queda otra. La afición tiene todo el derecho del mundo a estar enfadada con todos nosotros y pedimos disculpas por esa segunda parte que ha dado el equipo. Tenemos que sacar esto adelante cuanto antes mejor”.

¿Qué ha pasado en la segunda parte?

“Desde mi perspectiva, viendo lo que el equipo ha hecho y lo que ha sido capaz de hacer en otras ocasiones, hay que ser autocrítico. No he visto lo que hemos merecido en otros partidos que no ganamos por errores puntuales. En otras ocasiones, hubo actitud positiva para ir por el partido, pero esta vez eso no lo habido, hay que reconocerlo. Tenemos que asumir nuestra parte de culpa desde el cuerpo técnico por no haber sabido transmitir esa competitividad, esa ambición, ese espíritu combativo y ser el Xerez que queremos todos. Luego, sabíamos que el golpe final afectaría al que encajase primero el gol porque ambos estábamos justos por lo que había en juego. Las flaquezas aparecen y tenemos que aprender a sufrir en esos momentos. El golpe no nos puede afectar ni podemos derrumbarnos en el campo, porque el empate nos habría valido de mucho, que lo tuvimos con la falta de Poley o el disparo de Marcelo o David… Hubo ansiedad y nervios, pero no vale buscar excusas porque la realidad es que la segunda parte no entra ni en nuestro estilo ni en nuestra filosofía”.

¿Ha podido faltar actitud en la segunda parte?

“La actitud negativa no tiene por qué ser intencionada. Hay actitudes que, por la dinámica que traes o por las experiencias anteriores, provocan que aparezcan miedos, dudas, la desesperación y la precipitación y eso es lo que nos está costando manejar. Hay que reconocer que no hemos estado a la altura en esta oportunidad, pero en otros sí estuvimos, merecimos mucho premio y recibimos demasiado castigo. Y esas experiencias se quedan grabadas. Que nos golpeen tantas veces nos ha conducido a que en la segunda parte, en vez de ir al partido, nos echáramos hacia atrás. Pero no es algo intencionado. Hay un problema que hay que trabajar. El equipo ha salido reforzado al principio para ir a por el partido, ha generado ocasiones y las tuvo, pero no entraron. Ellos en la primera parte también las tuvieron claras a balón parado y de ahí el cambio de Castillo para reforzar esa zona y potenciar el centro del campo, que ellos eran muy rápidos. El equipo parecía que se protegía del posible gol en contra en vez de ir a por el gol a favor. Eso termina dándole metros al rival, generar dudas o situaciones de área en nuestra portería. Tenemos que trabajar en eso, levantarnos, asumir las críticas y ser consecuentes con los que nos viene. Y ser hombres. Los únicos que podemos darle la vuelta a esta mala situación somos nosotros”.

¿Ahora es cuando de verdad preocupa el descenso?

“Ya todos los partidos son importantes y mucho más los que se juegan ante rivales directos, lo hablamos durante la semana, que era importante el golaveraje porque en estos encuentros se juegan más de tres puntos. De todos modos, no pensamos ni hablamos de descenso ni de que esto esté cerca. Tenemos la preocupación de levantarnos y tener claro que esta imagen no se puede volver a repetir. No vale salir con dudas, contemplativos o con miedo. Nos pueden llover críticas por parte de la afición en Chapín, pero hay que ser tíos, aceptarlas, levantarnos y revertir la situación actual”.

xerezmania.com