Su propio legado

23/05/19 Xerezmanía José María Aguilar
La prestigiosa revista France Football, la misma que concede el Balón de Oro todos los años, elaboró el pasado mes de marzo la lista de los 50 mejores entrenadores de la historia del fútbol. Por delante de Pep Guardiola (5º), Johan Cruyff (4º), Arrigo Sacchi (3º) o Sir Alex Ferguson (2º) situaron, no sin justicia, a Rinus Michels, entrenador que cambió el fútbol de entonces para convertirlo en el que hoy día conocemos.

El técnico holandés mamó Ajax desde el chupete. En sus 12 años como delantero de este club marcó 122 goles, pero donde realmente destacó fue por su labor de entrenador. Fue un ganador nato desde los banquillos: con el Ajax ganó 4 Ligas y 3 Copas holandesas, una Copa Intertoto europea y una Copa de Europa; con el Barcelona una Liga, una Copa y una Copa de Ferias; una Copa alemana con el Colonia y una Eurocopa con la Selección de Holanda. Pero no son sus títulos lo que más se recuerda de este técnico, sino su legado.

Michels es el padre del "Fútbol Total". Una expresión que se podría resumir en una posesión casi total de la pelota, presión sobre el rival y triangulación de pases hasta la portería contraria y tuvo su máxima expresión en la Holanda del mundial de Alemania '74 que deslumbró al mundo con su fútbol rompedor habituado a moldes físicos y juego directo. Rinus Michels enseñó que la pelota era el mejor aliado del fútbol y no le hizo falta ganar el Mundial que se llevó el "KaiserBeckenbauer en una desafortunada tarde para la Naranja Mecánica.

Una vez repuesto de la desilusión que supuso no alcanzar la liguilla, a la afición del Xerez Deportivo le queda la duda de si lo que faltó fueron acierto en los fichajes de Enero, suerte en algunos partidos o sobró tiempo del anterior técnico al frente del equipo. Pero no hay una sola alma azulina que dude que el revulsivo que se sacó de la manga la dirección deportiva para tratar de recortar hasta la orilla los 7 puntos que en la jornada 27 hundían al Xerez en el hastío, fue el más adecuado. Andrés García Tébar empezó a elevar el nivel de ilusión de la grada hasta la credulidad de que era posible llegar a conseguir una de las cuatro plazas soñadas. Y lo hizo con unos números sorprendentes para los que no le conocíamos, pero habituales para él: una media de 2 puntos ganados cada 3 disputados en Tercera División. Su receta era simple y sólo tuvo que sacarle un más y mejor jugo del que estaban ofreciendo hasta su llegada a los Bello, Colorado, Casares, Marcelo, Juan Gómez,…


El técnico manchego se ha ganado continuar en el Xerez. O, mejor dicho, nos lo hemos ganado nosotros, los xerecistas. Desde el comienzo de Liga, no habíamos tenido la oportunidad de ilusionarnos como lo hemos hecho en estas 15 jornadas y a no pocos xerecistas se les hace la boca agua con los puntos que podríamos lograr si a Tébar le da por mantener sus estadísticas punteras. El fútbol no es una ciencia exacta ni a veces tampoco lógica, pero no cabe duda que, pese a la decepción deportiva, se ha incrementado la sensación de que el Xerez en este tramo final de Liga estaba en el camino correcto. Y quizás es el momento de evolucionar y no revolucionar.

Rinus Michels cambió el fútbol ese día que perdió la final. Y, mucho más modesto, el técnico manchego casi cambia el futuro del fútbol en Jerez para siempre llevando a este equipo al lugar que le corresponde por su afición. Quizás la próxima campaña pueda volver a intentarlo porque ya sea Andrés García Tébar, por merecimiento y convencimiento, se ganado por derecho, su propio Legado.

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez