La 'mili' de Goma

04/10/19 Xerezmanía José María Aguilar

En pleno verano del 77, los representantes de los equipos de toda España andaban como locos, como cada periodo estival, para colocar a sus representados en aquellos equipos y sacar tajada económica. Eran tiempos en los que no existía internet, ni había video-currículum de las mejores jugadas y las noticias no tenían la velocidad incendiaria que ahora mismo tiene un gol de vejigazo, una sutil vaselina o un regate sin sotana entre las piernas de un rival. Para colocar a un futbolista joven o de categorías inferiores, desconocidos al fin y al cabo, en equipos de mayor renombre, se dependía mucho de la persuasión, oratoria y picaresca de estos vendedores de crecepelos balompédicos que, carromato en mano, se recorrían las carreteras del país en pleno periodo de fichajes. Y eso fue lo que ocurrió con el modesto lateral derecho, Antonio Pastor Carpena a sus desbarbados 20 añitos.

Un día de ese verano llegó a las oficinas del Real Murcia (o bar de al lado de La Condomina, vaya usted a saber) cierto directivo y se dirigió a sus afines con una gran noticia. Una persona de confianza le había encontrado ese jugador con la que acabarían de apuntalar la defensa pimentonera en su reciente ascenso a la Segunda División. “Me han ofrecido un lateral que ha hecho una excelente campaña en el Algeciras. Podríamos ver si nos interesa”, comentó. “¿Es Valencia?” le replicó uno de sus compañeros de junta, a lo que el primer directivo, embarrado en su ingenuidad, dijo “no, se trata de un tal Pastor”. Un silencio breve antecedió al descojono generalizado de la sala que, ante la cara del nefasto oráculo protagonista de esta historia, tuvo que escuchar entre risas que “Antonio Pastor es jugador nuestro, lo tenemos cedido en el Algeciras mientras hace la mili, Pero no te preocupes, en cuanto se licencie, lo tendremos de vuelta”.

Ignacio Goma no lo ha tenido nada fácil. Tras doctorarse en la cantera del Xerez Deportivo todo parecía de dulce para que fuera el primer canterano con galones de primer equipo tras promocionarse del pujante juvenil. Fue de los pocos jugadores que se salvaron de la quema que supuso el estreno del Xerez en División en Honor. Pero, tras unos desencuentros económicos que evitaron que fuera unos de los baluartes del ascenso xerecista a Tercera, Goma ascendió un año antes por su cuenta con suerte dispar en la que no consiguió tomar el protagonismo que sí tenía su proyección. Eso le valió para adquirir experiencia y muecas que los minutos le iban dejando en su fútbol para que el Xerez volviera a llamar a su puerta. Esta vez, con el proyecto ambicioso que su carrera profesional pedía, tenía que buscarse un hueco entre las alineaciones de Tébar. Búsqueda infructuosa hasta que llegó ese mágico minuto 89 en Pozoblanco, donde rompió unas tablas inmerecidas con un gol que valía más de 3 puntos. Valieron también unas lágrimas de quien, pese a ser muy joven, ya sabía de la dureza con la que el fútbol trata a quienes quieren alcanzar el éxito.

No es fácil para un director deportivo o un entrenador conseguir fichar todo lo que se pretende. Zidane quería a Pogba y Tebar, otro delantero. Pero Zidane tenía por delante a Florentino Pérez y Tébar tenía, quién sabe, quizás al déficit del Xerez B. En el caso azulino, el técnico xerecista ha tenido que tirar de imaginación encontrando a Ignacio Goma como falso 9. Aunque perdóneme el lector por lo de falso, ha sido un vanguardismo futbolístico para intentar quedar bien con usted. Porque para mí Goma va de verdad, sobre todo tras ver la pared de videoconsola que hizo en el segundo gol ante el Gerena o que es capaz de ganar ocasiones como la fatídicamente errada ante el Puente Genil. Y me alegra que no ocurriera como en aquel verano del 77 en la sede del Real Murcia, cuando Villegas dijo a su directiva el nombre de Ignacio Goma. Nadie se descojonó entonces, porque aunque todo el mundo supiera que este jugador era nuestro de pleno corazón, no estaba vistiendo nuestra camiseta porque estaba haciendo su particular mili lejos de Chapín.

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez