Ganar, ganar, ganar y volver a ganar y ganar...

20/09/19 Xerezmanía José María Aguilar Huerta

Hace ya 6 años y medio que Luis Aragonés nos abandonó y nos dejó enfermos de nostalgia a los que vivimos el fútbol de ayer como el legítimo fútbol de siempre. Es imposible destacar una sola anécdota o una sola frase entre las demás del Sabio de Hortaleza (zapatones, cuando era jugador). Luis era un espécimen poco habitual en un mundo del fútbol con cada vez más intermediarios, intereses y lobbies. Con una franqueza que tumbaba pa'tras y un carácter sólo apto para ganadores, el bueno y cascarrabias de Luis fue sólo al final de su carrera cuando consiguió su mayor hito en su carrera profesional: convertirse en la persona que cambió en fútbol español para siempre. Antes de eso, sólo daba buenas sensaciones: una Liga, un ascenso a Primera y alguna que otra Copa del Rey. Premios que sólo forjaron a fuego lento a la leyenda que ahora es gracias a la Eurocopa de 2008. El no nació para llenar estanterías, sino para hacer historia.

 

De Luis se recordará el día que retó al díscolo Romario "míreme a los ojitos" tras lo cual éste no duró más de una temporada en el Valencia; cuando cogió por el cuello a un apenas nadie y engreído, Samuel Eto'o, por estar disconforme con una sustitución; aquella vez que, en su primer partido como seleccionador, le dijo a Iker Casillas que "no se quedara mirando como hacen las ovejas cuando pasa el tren" tras mandarlo al banquillo en favor de Cañizares; o cuando habló en una rueda de prensa a un periodista inglés de su "amigo japonés que es sexador de pollos" en alusión a su ausencia de racismo; días antes le dijo al José Antonio Reyes que "dígale de mi parte a ese negro que usted es mejor que él" en referencia al delantero del Arsenal, Tierry Henry; o la elegida frase del año para los más de los 20.000 lectores de "La Gazzetta dello Sport", que con el gracejo de su "Digo más veces 'vete a tomar por culo' que 'buenos días'" se ganó la simpatía de los italianos. Pero de todas las perlas que nos dejó, sin duda para mí, la mejor de todas fue aquella conjunción, que no pasó de infinitivo, con la que explicó en qué consistía este deporte a los jugadores de la selección española: "Y ganar, y ganar, y ganar, y volver a ganar, y ganar, y ganar, y ganar... y eso es el fútbol, señores". Y vaya si ganó.

 

Gracias al programa de 7TV, Minuto 91, tuve la oportunidad de conocer personalmente al técnico Andrés García Tébar. Hablamos del Xerez Deportivo y de fútbol. Este hombre respira este deporte de manera áspera, sin necesidad de adornos que decoren en exceso una pasión, que ya viene al natural, y con la que disfruta su profesión. Nuestro Míster tiene tan rasurados sus complejos como su coronilla. Mira a los ojos como quien mira una pizarra verde llena de círculos de colores y líneas zigzagueantes en busca de un hueco, o una oportunidad, de hacer entrar su mensaje de fútbol en el psico de su conversador. Como si de una jugada de estrategia fuera, Tébar no te motiva,... ¡eso me creía yo!, Tébar es te persuade. Habla el idioma del fútbol, a veces de manera directa, como a veces tiki-takeada, sin falta de firmeza, pero a lo campechano. Destila su humildad con el filtro de los años de profesión de entrenador. Gusta del cuerpo a cuerpo, quizás como vestigio de los marcajes del central que fue, y se siente tan incómodo, como un chucho pulgoso, delante de un micrófono o una cámara.

Andrés García Tébar está a gusto en Jerez. Sabe y hace suyo este bonito proyecto, llamado xerecismo, que está llamado a ser el mayor movimiento social e identificador de la ciudad y que, en su lucha, busca romper las leyes mercantiles del fútbol ya establecidas jugando con las mismas reglas que los petulantes de bolsillos mezquinos se someten, pero sin usar el sentimiento xerecista como moneda de cambio ni de sexo por detrás. Tébar es un romántico del fútbol y por ello tiene en nuestra lucha su causa. Y sabe, tirando de los muchos kilómetros que lleva entrenados, que en este club se le va a medir con la misma vara que se le midió en todos los rincones en los que ha estado, por eso ahora me parece que habla como lo hacía Luis: Ganar, ganar, ganar,... y volver a ganar. Y este escudo, que lo vea.

Noticias Relacionadas

El Xerez Deportivo necesita valentía

Xerezmanía

El Xerez Deportivo necesita valentía

Luis Cobos | 15/10/19
Se aplaza la XL carrera popular de Jerez

Xerezmanía

Se aplaza la XL carrera popular de Jerez

Corredor jerezano enfadado | 14/10/19

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez