Saturday, 21/05/2022

El cuento de las cuentas, por David Gallardo

noviembre 7, 2021
El cuento de las cuentas, por David Gallardo
Comparte

La directiva saliente ha dejado 200.000 euros de deuda. Es un desastre, que nadie venga con paños calientes. Pésima gestión. Lo era con Monterrubio debe serlo ahora.

Tras la asamblea debe quedar claro que esta trampa ya no es de la anterior directiva: ahora es de la actual y de todos nosotros.

La Asamblea de Socios debe ser el día de ‘las guasas’ como lo es en todos los clubes; no es el día de la ojana. El Xerez DFC no es una ONG, ni sus socios son voluntarios de reparto de caramelos. Una gestión que deja una roncha de 200.000 euros, 33 millones de las extintas pesetas, no es para mirar para otro lado: es para cabrearse y mucho.

Si presupuestas – con una pandemia o con la romería del Rocío – más ingresos de los que vas a tener: o no tienes ni idea o quieres engañar a la gente o estás jugando a la lotería con dinero que no es tuyo. Una irresponsabilidad.

En noviembre no había dinero para pagar a la plantilla. ¿¡No hemos aprendido nada!? Hay gente a la que le da igual porque el equipo ascendió a Segunda RFEF. La pregunta es: ¿qué hubiera pasado si no hubiera ascendido? (…)

Si el buenísimo nos invade a la hora de valorar la gestión del club estamos perdidos. ¿Te gustaría tener mejores jugadores? Pues agradece que hay jugadores porque si tú en tu casa gestionas como ha gestionado la directiva saliente tu familia estaría pasando hambre.

No se puede gastar más de lo que tienes. Es así de sencillo. Este club se ha diseñado con esa filosofía y no hay excusas. Ninguna. La pandemia ha sido para todos y no es justificación y, lo peor, es que sea la directiva actual la que ponga paños calientes.

Si la actual directiva pide un préstamo y compra 100.000 euros en lotería y no le toca, ¿es una mala gestión o una buena gestión porque no tenía ánimo de lucro? (…)

¿Qué tipo de club queremos? ¿Y qué es eso de que la gente no pueda protestar, salga el sol por Antequera, para no generar ‘mal rollo’? ¿Estamos en catequesis? ¿Somos niños pequeños? ¿No podemos tener nuestra propia opinión contraria al rebaño?

Todo hace indicar, al menos a mi me parece, que hubiera sido más sano que hubiera habido elecciones. El consenso no tiene sentido cuando llevarse bien es más importante que cabrearse por lo que se ha hecho mal.

“Es que, a diferencia de lo anterior, en este caso no se han llevado el dinero” (…) Estaría bueno; en ese caso, ya no podríamos ser más gilipollas…

xerezmania.com