Tuesday, 13 April 2021

CD Cabecense 3-4 Xerez DFC: Dios existe

marzo 28, 2021
CD Cabecense 3-4 Xerez DFC: Dios existe

Victoria épica y de locura del Xerez Deportivo FC en Las Cabezas. Una remontada histórica que no se olvidará en la vida. Desde un 2-0 abajo en el descanso, 45 minutos con uno menos y a falta de 18 minutos con 3-1 abajo. Y el Xerez DFC le dio la vuelta. Dios existe en un Domingo de Ramos para la historia. Con palmas en lo más alto. Un 3-4 que quedará enmarcado en los anales de la historia azul y blanca. Un doblete de Bello inolvidable y un gol de Baeza en el 95 para no olvidar jamás. Una remontada que hace al Xerez Deportivo FC campeón de su subgrupo y que lo coloca segundo en la clasificación general antes de encarar la segunda fase en dos semanas.

Mañana apetecible en Las Cabezas de San Juan con un sol imperial y con un calor asfixiante desde primera hora de la mañana. Pura primavera. Donde la sangre altera. Pérez Herrera volvió a sorprender con su once, como siempre, colocando a Bello de media punta y sentando a Antonio Jesús. Jacobo y Javilillo conformaban las bandas, Curro Rivelott repetía en el lateral derecho y Adri volvía al pivote.

Pero el partido en el Carlos Marchena empezó de la peor manera posible. Una pérdida de Goma en el minuto 1, provocó una llegada peligrosa de los locales. Camacho despejó la bola en un contra balón, pero en el rebote, Edet cometió penalti. El colegiado cordobés no dudó ni un segundo en pitarlo. Penalti para el Cabecense. Era demasiado pronto. En el minuto 3 lo ejecutó Luna y batió a Camacho. 1-0 para los locales. El partido se torcía negro para los azulinos. Bello vio la amarilla en el minuto 5 y los xerecistas no se encontraban en el partido. El partido no paraba de interrumpirse. No tenía continuidad. El Cabecense, con el 1-0, estaba más que cómodo.

En el minuto 33, Antonio Oca se lesionó y salió en su lugar Bruno Herrero. El Xerez Deportivo FC no se encontraba en el partido. No estaba cómodo, no llegaba al área rival y estaba realizando una primera mitad pésima. En el minuto 36 llegó el primer y único remate a puerta del Xerez DFC. Tras un córner, la pelota le cayó a Jacobo en el área, le pegó mordida y Casas atrapó sin problemas. Un único disparo a puerta en 45 minutos y sin peligro. La primera mitad fue un horror. Pero esto no era el final de la pesadilla. En el minuto 42, otra pérdida en defensa provocaba que Bruno Herrero realizase una falta siendo último hombre. Estaba no muy cerca de su área pero siendo último hombre. El colegiado, Caballero Caballero, no dudó en mostrarle la roja directa. El Xerez Deportivo FC se quedaba con uno menos. Tras la expulsión, en esa misma falta lateral, iba a llegar el segundo. Tras un doble error defensivo, la pelota fue hacia el segundo palo y pegó en el larguero. Tras el rechace, solamente los locales fueron a por la pelota y José Mari anotó el 2-0. El partido era un agujero negro para los azulinos.

El descanso llegaba a Las Cabezas de San Juan como un alivio ante la tormenta que estaban sufriendo los xerecistas. Todo estaba saliendo mal. Desde el minuto uno. Nada podía ir a peor. En el descanso, Pérez Herrera hizo un doble cambio. Dio entrada a Junior, que volvía tras lesión, y a Antonio Sánchez. Y retiró a Javilillo y a Goma. El esquema que impuso José en el campo era una locura pero a su vez una genialidad táctica. Tres centrales. Fran Ávila y Jacobo como carrileros. Curro Rivelott de mediocampista único. Bello por delante suya. Y arriba dos delanteros, Antonio Sánchez y Máyor. E iba salir de maravilla.

A los dos minutos de segunda mitad, ya había marcado el Xerez Deportivo FC. Antonio Bello, desde la frontal, y tras recibir una dura entrada, anotaba por encima de Casas. 1-2 en el minuto 47. La segunda parte empezaba con otra aroma. Al minuto 45 se llegó con un negro oscuro y la historia se empezaba a esclarecer. El Xerez DFC apretaba y apretaba en busca del empate. En el minuto 60, la tuvo Jacobo dentro del área pero su disparo se marchó fuera. Dos minutos después, Bello lo intentó desde la frontal pero Casas atrapó sin problema. Otros cuatro minutos después, llegó otra ocasión azulina. Antonio Sánchez remató en el primer palo un saque de esquina y Casas volvió atrapar la pelota. El Xerez DFC daba la sensación de poder empatar el partido.

Pero a las contras, el Cabecense hacía mucho daño. El Xerez DFC acumulaba muchos hombres arriba, estaba con uno menos y atrás quedaba venido. En el minuto 70, Camacho salvó el tercero con una gran parada, y a la contra Antonio Sánchez estuvo a punto de hacer el empate tras un buen remate de Máyor. Pero un minuto después, ocurrió lo peor que podía pasar. Vuelta al negro oscuro. Un balón largo, Adri pierde la posición en el costado, Lobo encara a Camacho y gol. 3-1 para el Cabecense. Era la primera vez en la temporada que los xerecistas recibían 3 goles. El partido estaba perdido. Y nadie se esperaba lo que podía pasar tras eso.

En el minuto 76, Pérez Herrera daba entrada a Manolo Baeza por Jacobo. Y un minuto después, llegaba el 2-3 que volvía a dar esperanzas al xerecismo. Un gran centro de Fran Ávila desde la izquierda la tocaba sutilmente Máyor, y en el segundo palo, Antonio Sánchez, remataba la pelota al fondo de la red. Había esperanza nuevamente pero quedaba relativamente poco tiempo. El partido estaba loco y el Cabecense estaba nervioso. En el minuto 81, se pidió una posible mano en el área local. Y en el minuto 85 llegó la primera locura.

Un imperioso saque de banda lateral de Edet metió la pelota en el área. Antonio Sánchez la peinó en el primer palo y la pelota cayó desde el cielo, en un soleado Domingo de Ramos, al segundo palo. Allí apareció sólo Antonio Bello, le pegó con el exterior de su bota izquierda y la pelota entró dentro. Era el 3-3 en Las Cabezas. El Xerez Deportivo FC había empatado un partido que estaba imposible. Y el partido del capitán estaba siendo épico. No solamente por marcar dos goles. Estaba en todos lados. Corriendo como nadie y driblando como el que más. Se dejó el alma hasta tocar el cielo. Quedaba muy poco de partido y al Cabecense no le valía el empate si quería salvar la categoría. Antes del empate, en La Juventud se veían campeones de la primera fase.

En el minuto 90, Antonio Jesús entró por Máyor y esa frescura fue clave. Y la locura se formó. El partido iba a pasar de un negro oscuro a un blanco resplandeciente. La pelota le llegó al propio Antonio Jesús y le metió un balón en profundidad a Fran Ávila. Era el minuto 94. Fran puso un centro perfecto desde la izquierda al área. Allí apareció Baeza, de cabeza, y estrelló la pelota en la escuadra. Pero el rebote cayó a sus pies. Y Manolo Baeza, con la tranquilidad de un costalero de Cristo Rey, empujó la pelota al fondo de la red. Y se formó el delirio. Y la locura. Baeza se quitó la camiseta, corrió hacia la esquina y en un segundo tenía a todo el equipo encima. Era la guinda a una remontada histórica. Era el 3-4 de un partido épico.

Y no se jugó más. El Xerez Deportivo FC había remontado un partido que estaba perdido. En el minuto 72 lo perdía 3-1 y estaba con 10 jugadores. Lo terminó ganando 3-4 en un delirio épico e inexplicable. Una remontada que se recordará por los siglos de los siglos, amén. Pocas cosas tan locas han ocurrido en el mundo del fútbol. El Xerez DFC termina la primera fase como campeón de su subgrupo con dos puntos de distancia sobre el segundo. Y afronta los seis partidos de la segunda fase, que empezará en dos semanas, como segundo clasificado en la general. El xerecismo está loco de euforia y está feliz con su equipo. La libertada vive días de gloria.

xerezmania.com