Advertisement
Wednesday, 30/11/2022

Carta abierta denunciando la falta de respeto a los derechos de los menores de edad que practican Waterpolo en la Ciudad de Jerez

Carta abierta denunciando la falta de respeto a los derechos de los menores de edad que practican Waterpolo en la Ciudad de Jerez
Comparte

“Los padres de los menores que practican waterpolo en las instalaciones de la ciudad de Jerez de la Frontera ya han dicho ¡basta!. Llevamos casi una década soportando que nuestros hijos menores, para poder entrenar el deporte que han elegido, sean relegados a las horas más intempestivas de la tarde, saliendo de madrugada. Hablamos en nombre de más de cien deportistas menores de edad, y de las familias de las cuales dependen, y que cada día han de sacrificar sus horas de sueño, estudio, descanso y comida para hacer uso de las instalaciones de la única piscina municipal que actualmente está habilitada para deportes de agua ¿Debemos asumir sin más que las 15.00 y las 23.30 horas son las únicas que nuestro Ayuntamiento nos puede ofrecer?”.

“La situación es la siguiente: La Junta de Gobierno local aprueba las Bases de la Convocatoria Anual para Reserva de Instalaciones de uso ordinario periódico, para Deporte Base y Federado. Lo hace desarrollando el art. 23, 24 y 25 de la Ordenanza de instalaciones deportivas de la ciudad de Jerez de 25 de mayo de 2012, que regula el uso ordinario periódico para deporte de base. A través de ella se optan a las reservas para deporte escolar y de base. Pese a la claridad de la normativa, cada año el ente municipal incorpora, entre los deportistas con acceso a dicha reservas, los correspondientes a clubes compuestos en su integridad por deportistas adultos, que concurren en igualdad de condiciones que los pequeños en edad escolar. Por supuesto que todos tienen derecho a usar las instalaciones. El problema estriba en que la prioridad en la ubicación de las horas a que cada uno de los clubes usuarios de la piscina tiene derecho, viene determinada de forma arbitraria, por razones distintas al cumplimiento de la finalidad que la Ordenanza referida, cual es que se oriente principalmente a incentivar la promoción de deportistas de la ciudad facilitando la formación de niños y jóvenes para que puedan acceder a niveles de competición profesionales o amateur senior. La finalidad superior y primordial que impone la propia ordenanza no se respeta en modo alguno en el mapa de agua diseñado para la piscina cubierta José Laguillo, única instalación municipal con la que cuenta la ciudad para practicar deportes de natación y waterpolo. Ello supone un incumplimiento claro y flagrante de Ley del deporte de Andalucía 19 julio de 2016 cuyo art. 40 define el “deporte base” y recoge: 1. Se consideran deportistas de rendimiento de base de Andalucía, a los efectos de esta ley, las personas que practiquen deporte en edad escolar…”.

“Son múltiples las dudas que nos surgen: 1.- ¿Son los nadadores adultos “deportistas en edad escolar”? 2.- ¿La Ley Andaluza del Deporte no es vinculante para la ciudad de Jerez? ¿o es que desde 2016 no han tenido oportunidad de adaptarla? 3.- ¿Por qué cada año, sin alternancia alguna, son nuestros hijos menores y ciudadanos de Jerez los que disfrutan las dos franjas horarias más despreciadas de la tarde -noche? 4.- ¿Desconocen en nuestra Delegación de Deportes que los menores en edad escolar salen a las 14 o 15 h de colegios e institutos y no llegan a tiempo de iniciar el entrenamiento a las 15 h?. ¿Desconocen tal vez que los padres no pueden llevarlos hasta la piscina porque trabajan? Pero no pasa nada, nuestros hijos comen un sandwich frío o frutas en las escaleras de Laguillo antes de entrar a entrenar. Y por la noche, los adolescentes menores empiezan a las 21.00 h y terminan al filo de las 00.00 horas de la noche, sin ducharse ni cenar. Resultado…se duermen al día siguiente en el centro escolar. 5.- ¿Sobre la base de qué criterio nunca se opta por la alternancia en los horarios? ¿Por qué este agravio comparativo en detrimento de los menores waterpolistas? Pero lo peor de todo esto es que los responsables municipales conocen desde hace años esta situación y no hacen nada. Cuando nos vuelve a colocar este año denuevo los entrenamientos al inicio de la tarde y final de la noche se nos advierte “que eso es inamovible y no se hable más”. Es más, desplazan a otros la responsabilidad de mejorar los horarios. Conocen perfectamente la situación del club al que nuestros niños pertenecen. Su directiva está compuesta en su mayoría por adultos nadadores, y en cuanto introdujimos solicitudes de modificación de estos horarios, se han puesto en pie de guerra solicitando una moción de censura para nuestro presidente, cuyo único error ha sido defender los intereses de todos los deportistas menores de edad, y no pretender consolidar privilegios de toda la vida. Sin ningún tipo de pudor han hecho circular insinuaciones absolutamente falsas sobre su persona y el club, cuando es una entidad con prestigio de años sin ningún tipo de incidencia, que ha cumplido todas las obligaciones que las leyes les imponen y saneada desde el punto de vista económico. Prueba de ello es que los mismos que ahora han decidido arrinconarnos y difamarnos con acusaciones absolutamente falsas, en las temporadas anteriores, mientras los padres hemos estado soportando sin rechistar esta situación, han ido aprobando en las respectivas Asambleas las cuentas, los presupuestos, las cuotas”.

“Nos preguntamos pues, ¿si había irregularidades, por qué no lo han reivindicado antes? Sencillamente porque no las hay. En 2019 los padres de los menores dimos un paso adelante y mantuvimos reuniones con responsables del Servicio de Deportes. En diciembre de 2021, vocales del club mantuvieron una reunión con el Delegado. En los últimos días, se han enviado correos por parte de los padres interesados. Y en las respuestas de los correos electrónicos que hemos recibido del Sr.Delegado de Deportes se nos ningunea una vez más. Se vierten excusas tales como que hay una demanda ingente de personas para practicar nado libre, que al necesitar la piscina completa no existen otras horas menos intempestivas (…) . E incluso nos advierten que están estudiando aumentar las horas para estos otros usos y modificar el mapa de aguas, suponemos que en detrimento proporcional de todos….pues lo último sería que los menores de waterpolo fueran los únicos perjudicados por ello una vez más. Por supuesto, para ninguno de estos grupos de población (suponemos que mayores de edad), se plantea la delegación atribuir el uso de la piscina durante la mañana, ni a las 15 horas, ni a las 22h. Podemos asumir que eso sea así. Pero, más allá del respeto que nos merece la reserva de la piscina para necesidades de rehabilitación y nado libre ¿cuál es el trasfondo de esta problemática?. Para nosotros la cuestión es clara. El ente municipal protege de modo férreo los privilegios consolidados por un grupo de adultos pertenecientes a un club federado, que, con la excusa de compartir calles con los menores de natación, disfrutan todos los días de horarios entre las 19 y las 22 horas. A nadie se le escapa que estas son las mejores horas para respetar los derechos de los menores deportistas, ¿no? . Pues nuestros hijos menores de entre 7 y 18 años (más de un centenar) son relegados a las 15 h y de 22 a 23.30 horas. Se nos trata como si fuésemos ignorantes. Nos han dado durante años lasmismas excusas. Son falsas. Nuestros hijos montan y desmontan el campo en sus horarios, de manera que ello no perjudique a los usuarios de natación o nado libre. No es cierto que no se puedan organizar las tardes. No lo es. Hemos ofertado múltiples opciones en las que se facilitan horarios dignos para los menores. Pero de eso no se puede hablar. La ordenanza no equipara deporte federado y deporte en edad escolar, lo hace nuestro Ayuntamiento, para favorecer a un grupo de presión que pasa por encima de los derechos de quien sea para consolidar sus prerrogativas. Muchas de estas personas participan de una triple calidad: trabajan en el servicio de Deportes, forman parte de la Junta Directiva del Club y además son adultos nadadores que hacen uso de las instalaciones en un horario privilegiado de la tarde, como deportistas y como técnicos. Y al ser planteado este conflicto de intereses al Delegado, nos responde que estas personas tienen “una trayectoria intachable”. Por supuesto, llevan años garantizando unos horarios estupendos para los nadadores adultos. Y nuestra Delegación de Deporte lo permite, despreciando los derechos de nuestros hijos menores que, al menos para los padres que suscriben este comunicado, son el bien más preciado que tenemos. Nuestros hijos son deportistas y están orgullosos de serlo, pero ¿a costa de qué?¿Cuántos padres soportarían durante años que sus hijos, en pleno desarrollo físico y mental, comieran cualquier cosa en la calle?. Para que los menores puedan disfrutar del deporte, ¿deben cada día cenar e irse a la cama al filo de la una de la madrugada?. Paciencia tenemos, y mucha. Pero llevamos años viendo como siempre son los mismos a los que se les reservan las mejores horas de la tarde para nadar. Y estamos cansados, hartos de la impunidad con la que un grupo de presión maneja la distribución horaria en las instalaciones municipales sin pudor, y sin que los políticos se den por aludidos. Incumplen la legislación, lo saben y les daigual. Ya sabemos, los niños son nuestro problema, no los suyos, y los deportistas en edad escolar les importan bien poco. Aquí lo esencial es que los de siempre mantengan sus privilegios. ¿Alguien puede reflexionar sobre esto?”.

xerezmania.com