Saturday, 13/08/2022

Camacho se despide del xerecismo: “Nunca pensé que mi etapa en el Xerez Deportivo FC iba a acabar de esta manera”

junio 13, 2022
Camacho se despide del xerecismo: “Nunca pensé que mi etapa en el Xerez Deportivo FC iba a acabar de esta manera”
Comparte

José Manuel Camacho se despidió del Xerez Deportivo FC y su afición este lunes en la sala de prensa de Chapín. La entidad azulina le prometió al ex portero xerecista una rueda de prensa de despedida y este 13 de junio se llevó a cabo. De División de Honor a Segunda RFEF, mil paradas por el camino, partiéndose la cara por unos colores y sintiendo la camiseta hasta ser ‘Uno di noi’. Camacho ya es una leyenda en el Xerez Deportivo FC.

Álvaro Richarte, jefe de prensa del Xerez Deportivo FC, introdujo la rueda de prensa de despedida de Camacho: “Por petición expresa del protagonista, comparece en solitario, como uno de los grandes signos que le han definido durante todos estos años donde ha defendido la camiseta del Xerez Deportivo FC. Los porteros son de esos jugadores que nunca o casi nunca acaparan los focos ni las portadas de los éxitos de un equipo. Sin embargo Camacho es historia viva del Xerez Deportivo FC y como leyenda se marcha de este club habiéndose consagrado como el mejor portero que ha defendido la portería de este club en sus casi 10 años de historia. Llegó haciendo mucho ruido después de haberse consagrado como el portero menos goleado de todos los grupos de Tercera División. Y en muy poco tiempo supo ganarse el cariño y la admiración de una afición que siempre le reconoció sus hazañas bajo los palos. Camacho contribuyó de manera sobresaliente a lograr el ascenso a Tercera División en un año donde seguramente tenía más que perder que de ganar. Pero asumió el reto y la responsabilidad de hacer cosas grandes bajo el manto de esta gran afición”.

“Un año después sufrió un percance que seguramente a muchos les habría invitado a abandonar la práctica deportiva. Pero aquellos que lo conocen saben perfectamente que Camacho es capaz de romperse la cara por el de al lado, por el de atrás y por el que está enfrente. A base de esfuerzo y tesón. Volvió a demostrar que le quedaba cuerda para rato y aunque aquel año no gozó de oportunidades siguió trabajando en silencio y en la sombra. Como él siempre ha sido. Apoyado siempre por sus compañeros de vestuario y su inseparable familia. Los que le conocemos tenemos el placer de haber disfrutado de una persona diez en todos los sentidos. Reservado, introvertido, tímido, pero profesional como la copa de un pino. Seguramente esos ingredientes son los que le llevaron a ganarse la titularidad de una de las porterías más exigentes de la categoría, llevándonos a disputar aquel playoff de ascenso en Marbella, previa Pandemia de por medio. Y un año después llegó su gran momento. Todos estábamos esperando la gran carta de presentación de un portero que nos dio el caramelo más dulce que se puede probar. El año del ascenso fue histórico, donde en la portería tuvo un gran protagonista inesperado. Sus paradas quedarán grabadas en el recuerdo de todos. Valieron tanto o más que los goles de Máyor o Antonio Sánchez. Y así lo supo reconocer el Xerez Deportivo FC con una renovación tan justa como merecida, que le devolvió la oportunidad de volver a jugar en una categoría donde un jugador de su nivel se merece”.

“Cuestiones del destino, la 21/22 ha sido una temporada complicada en lo deportivo, pero su corazón le hizo tener un gesto deportivo y humano a finales del pasado mes de enero. Difícilmente pueda definir mejor la clase de persona que hoy despedimos. El fútbol y particularmente el xerecismo te estará eternamente agradecido Camacho. Te vas siendo historia de este club. Ojalá esta despedida sea un hasta pronto porque de muchos deportistas como tu debe rodearse el mundo del fútbol. El Xerez es y será siempre tu casa. Gracias por todo amigo”.

A continuación llegó el turno del protagonista, José Manuel Camacho, donde procedió a leer una carta sentida de despedida dirigida al xerecismo: “Es difícil añadir poco más. Aún así, ayer estuve hasta las dos o tres de la mañana tratando de hacer mi carta de despedida de este gran club. Y sobre todo para esta gran afición, que se lo merece. El pasado 30 de mayo mi etapa en el Xerez Deportivo FC acabó. Hoy me siento ante ustedes por petición de mi afición a la que le debo tanto y no le puedo fallar. Después de cinco temporadas defendiendo a estos colores llega sin duda el día más duro y difícil desde que llegué. Toca despedirme públicamente de la que considero mi casa, de mi equipo y mi afición. Siempre las despedidas son difíciles y más si la forma en la que acaba no es como habría imaginado. Después de estar tanto tiempo aquí me gustaría haber recibido una propuesta acorde con mi compromiso, profesionalidad, dedicación y pasión por este escudo. Nunca pensé que mi etapa en el Xerez Deportivo FC iba a acabar de esta manera. Lesionado gravemente en un partido y no volviendo a tener una oportunidad. Sin embargo, esta decepción, no me impedirá dar las gracias a los que siempre me habéis apoyado y estado en este maravilloso tiempo”.

En esos momentos Camacho se emocionaba y es que era una despedida más que sentida: “Gracias a Edu Villegas porque llegué de su mano. Su amistad, profesionalidad y lealtad siempre la agradeceré. Gracias a José Luis González por aguantarme estos cinco años día a día, por su experiencia, profesionalidad y cariño que tanto me hicieron crecer. Gracias a José Granados por su trato, amistad y profesionalidad. Gracias a Miguel Luque, Dani Herrera, Rubén Ramirez, Jaime, Ale y todos los que me ayudaron con su gran corazón y gran profesionalidad. Gracias a todas esas personas que trabajan por y para el club. A la prensa, a los celadores, a los jardineros, a todos. Gracias a todos mis compañeros de estos cinco años que tanto voy a echar de menos. Gracias de corazón por valorarme y hacerme sentir tan querido. En especial a mi capitán Antonio Bello. Y por supuesto gracias afición. Su cariño desde el primer día hasta el último jamás podré olvidarlo. En especial al Kolectivo Sur y al Komando Infierno. Quiero pedir perdón porque seguramente hay mucha gente que no nombré y también les tengo mucho que agradecer. Gracias a todos de corazón. Y antes de terminar no me quiero ir sin recordar tantos momentos imborrables en todo este tiempo. Desde mi primer partido oficial en la Algaba, el ascenso a Tercera División en Chapín aquel domingo de Feria con nuestra afición, el debut en la categoría nacional, la Copa del Rey y por supuesto el ansiado ascenso en Puente Genil a Segunda RFEF. Y muchos momentos más que jamás olvidaré. Seguramente la que ha sido la mejor etapa de mi humilde y larga carrera deportiva. Ante todo siempre traté de ser un buen compañero, una buena persona y buen capitán. Me voy con la cabeza bien alta, orgulloso y con la satisfacción de haberlo dado todo. Se va un xerecista que siempre os llevará en el corazón y que ojalá algún día pueda volver. Gracias afición. Forza Xerez Deportivo”.

FOTO. Xerez Deportivo FC

xerezmania.com