Saturday, 16/10/2021

Arcos CF 1-1 Xerez DFC: Encerrona escandalosa

marzo 22, 2021
Arcos CF 1-1 Xerez DFC: Encerrona escandalosa
Comparte

Empató el Xerez Deportivo FC (1-1) en Arcos tras cuatro victorias consecutivas. Una racha que queda cortada tras un partido caótico en una encerrona de manual a cal y canto. Adri Rodríguez fue expulsado antes del descanso de manera injusta, aspecto que condicionó gravemente el partido. A eso se le unió el bochornoso criterio del colegiado en cada acción. Con todo eso, el conjunto azulino fue superior en la segunda mitad y tuvo ocasiones suficientes para poder llevarse un partido que mereció ganar a pesar de luchar contra viento y marea. El conjunto azulino se mantiene segundo a siete del liderato pero abriendo brecha con el cuarto clasificado a las puertas de un nuevo parón y a 15 días de recibir al Ceuta en Chapín.

La previa del partido fue movidita en Arcos. El partido no se iba a televisar en abierto (plataforma de pago) y tampoco se iba a poder escuchar por la radio. Y eso a la afición xerecista no le gustó para nada. Una retransmisión local que se terminó realizando con un teléfono móvil, para colmo. Por otra parte, parte de la Junta Directiva del Xerez Deportivo FC se presentó en el Antonio Gallardo para apoyar a su equipo, pero ni tanto el Arcos CF ni la Policía Local les permitieron entrar por normativa Covid, según el Club arcense. El partido ya comenzaba con algo de salsa picante ajena a lo futbolístico. Por otra parte, un once de Pérez Herrera sin sorpresas. Con la titularidad de Antonio Sánchez por las molestias de Máyor durante la semana, y con Curro Rivelott repitiendo en el centro del campo con Adri Rodríguez de central.

El partido venía caliente y empezó con polémica. En el minuto cuatro, el Xerez DFC pidió penalti en área rival tras una buena internada de Antonio Jesús por el costado zurdo. En esa acción, hubo contacto sin pelota sobre el jugador xerecista, pero este quizás exageró la caída en demasía. Pudo ser penalti perfectamente, pero era demasiado pronto para el colegiado sevillano que decidió no pitarlo. A partir de ahí, el Xerez DFC no entró bien al partido. Cada decisión en el pase contenía demasiados nervios y demasiada precipitación. El Arcos estaba bien colocado atrás y el Xerez no estaba cómodo. La circulación no estaba coordinada. Cada jugada en ataque era una quimera. En el minuto 17, el Arcos tuvo que realizar su primer cambio por lesión. Entró al campo Carretero por Pablo Rodríguez. Dos minutos después, en el 19’, llegó el primer tanto del partido para los locales. Tras un despiste defensivo en un saque de banda ofensivo, el Arcos llegó bien a línea de fondo por banda derecha, y tras un pase al segundo palo, José Antonio Gonzáles batió a placer la portería de Camacho para anotar el 1-0. El Xerez no estaba en el partido.

El Arcos esperaba cómodo atrás y a la contra con espacios estaba creando mucho daño. Los xerecistas no estaban aportando la calma necesaria a la circulación de pelota en tres cuartos de cancha. En el minuto 22 volvió a avisar el Arcos con un disparo alto que se terminó marchando por encima del travesaño. Un minuto después, llegó la primera ocasión del Xerez DFC. Tras un barullo en el área, la pelota le quedó franca a Junior en el interior de la misma, y su remate se marchó alto. A partir de aquí, poco a poco, el Xerez se fue reencontrando consigo mismo en el partido, algo que no estaba ocurriendo y que hacía muchos partidos que no se veía. De hecho, era la peor entrada a un terreno de juego por parte del Xerez DFC desde inicios de Liga en Lebrija. Mérito del Arcos también.

En el minuto 30, Adri Rodríguez vio una tarjeta amarilla, que a la postre sería trascendental, por una falta inexistente que ni el mismo cometió. Una “falta” donde al jugador arcense en carrera no le tocan, y que en caso de cometerla es infracción de Marcelo, pero Adri pasaba por allí. El arbitraje estaba siendo de muy poco nivel y a partir de aquí se convirtió en bochornoso. Se estaba jugando muy poco al fútbol, con continuas interrupciones y con innumerables faltas tras contacto mínimo por gritos exageradoz por parte de los jugadores locales. El colegiado sevillano Jorge Ordóñez picaba en todas. En el minuto 32, tuvo otra buena llegada el Arcos tras una buena contra, y la defensa azulina terminó sacando la pelota bajo palos. Estaba sufriendo mucho el conjunto azulino. En el minuto 36, Jacobo vio otra irrisoria tarjeta que acarreaba suspensión para el próximo partido ante el Ceuta.

En el minuto 37, en la acción posterior, iba a llegar el empate del partido, obra del propio Jacobo que pidió perdón a su ex Club tras anotar. Junior comenzó la jugada en tarea ofensiva desde el flanco izquierdo con un gran centro al segundo palo. Allí, tras una mala salida de Lebron, Antonio Sánchez tocó de cabeza dejando la pelota muerta en el punto de penalti para que Jacobo apareciese libre de marca y anotase el gol del empate. 1-1 para un Xerez DFC que empezaba a reencontrarse con su juego. Tres minutos después, en el 40’, el colegiado sevillano anuló un gol al Arcos por un fuera de juego que de primeras pareció claro y que nadie protestó tras una falta lateral.

 Un minuto después llegó el momento clave del partido y donde el colegiado perdió el control. Jorge Ordóñez no supo gestionar lo que pasaría a continuación. Tras una disputa, Antonio Sánchez, ya sin balón en juego, recibe una dura patada sin pelota. El delantero sevillano gritó de dolor retorciéndose en el suelo y se formó una tangana donde participaron todos los jugadores de campo, incluidos los porteros. La agresión se salda con amarilla para Raúl, en vez de roja, y aparece Adri Rodríguez en la acción, que tenía amarilla. Adri va a pedir la roja, se encuentra de frente con Rosales, le pone la mano en el hombro, y el jugador local le propina un golpe en el estómago. Adri cae al suelo y el colegiado sevillano lo soluciona con amarilla para ambos. No solamente no se moja en la decisión si no que en la misma acción perjudica doblemente al Xerez Deportivo FC. Adri Rodríguez, por doble cartulina amarilla, ambas irrisorias, es expulsado, y el Arcos se mantiene con 11 tras dos agresiones sin pelota. Sin sentido alguno. Un escándalo que cambió el partido.

Semana tras semana, loa arbitrajes en Tercera División son pésimos y bochornosos. No hay ni una semana donde sean aceptables y perjudican a todos los equipos de la categoría. Unas veces más y otras menos, y en Arcos, al Xerez DFC le tocó un escándalo. Una mala decisión del colegiado se puede cargar un partido y echar por tierra todo el trabajo de una semana. Y eso pasó en Arcos. El Xerez, al borde del descanso, se quedaba con uno menos de forma totalmente injusta. Al final del partido, Adri admitió que había estado torpe en aparecer por la tangana teniendo amarilla. El criterio con cada falta fue otro asunto a parte. El Arcos captó la incapacidad arbitral y sacó tajada de ella en cada acción. El Xerez Deportivo FC se marchaba al descanso con uno menos en una mala primera parte con sólo un disparo a puerta.

La segunda mitad comenzó con Edet entrando al verde. Curro Rivelott fue el sacrificado con una buena primera parte pero con falta de experiencia en partidos de este estilo. El Xerez DFC, en inferioridad numérica, entró bastante bien al partido. Marcelo tuvo la primera ocasión en el minuto 47 y Lebron atrapó la pelota sin problemas. Dos minutos después, en el minuto 49, Antonio Sánchez cazó una pelota en el área, algo escorada, y la reventó contra la portería para que Lebron se luciese con otra gran parada. Era otro inicio. Y el Xerez estaba controlando y dominando el encuentro, y  yendo a por la victoria a pesar de estar con 10. Curiosamente, con empate en el marcador, los recogepelotas del Antonio Gallardo desaparecieron del campo al descanso. Y cada pelota que salía por banda era un minuto desperdiciado. Acciones poco éticas para una Tercera División, las haga quién las haga.

En el minuto 58, Pérez Herrera volvió a mover el banquillo dando entrada a Bello y Bruno Herrero por Javilillo y Antonio Jesús. Javilillo salió bastante molesto del campo por el cambio tras estar cuajando un buen partido en banda. En el minuto 65, Bruno Herrero vio amarilla por un codazo involuntario al girarse con balón que le abrió una brecha en la ceja a Pablo Gil, que tuvo que ser sustituido por el ex xerecista Enrique Rivas. También jugó casi todo el partido y de titular el joven Cristian Ruiz, pero estuvo muy poco participativo. El único equipo sobre el verde que quería ganar era el Xerez Deportivo FC, y llegaba un punto donde incluso no se notaba la inferioridad numérica. En el minuto 77, Pérez Herrera dio entrada a Valenzuela y Máyor por Jacobo y Antonio Sánchez. Estaban todas las armas encima de la mesa y así llegaron los mejores minutos para el Xerez DFC.

Bello estuvo muy activo en banda izquierda y un disparo suyo en el minuto 78 se marchó alto por poco. En el minuto 84, el Xerez trenzó una muy buena jugada en ataque que terminó con disparo alto de Goma llegando desde atrás. En el minuto 88, Javi Valenzuela tuvo otra ocasión clarísima dentro del área. Le cayó la pelota y su disparo de diestra se marchó lamiendo el poste. Ya en el 94, Fran Ávila tuvo la última y más clara para ganar el partido. Tras un extraordinario pase al espacio, Fran se plantó en línea de fondo ante el portero, buscó el pase de la muerte, Máyor no llegó y la pelota terminó en saque de esquina. Ese córner terminó con la pelota en los pies de Marcelo dentro del área pero el lateral no pudo disparar. Esas ocasiones mencionadas, unidas a un par de centros laterales al área y una constante presencia xerecista en campo rival sin llegadas del Arcos en toda la segunda mitad, dieron la sensación de que los de Pérez Herrera, incluso jugando con uno menos, fueron superiores a su rival y merecieron ganar el partido. Faltó el acierto y reparto de puntos para ambos.

El Xerez Deportivo FC jugó algo más de 45 minutos con 10 y casi no se notó, ni en lo físico ni en el dominio ofensivo. Quién sabe lo que hubiese pasado en igualdad numérica, tras una expulsión de Adri que condicionó gravemente el partido en una bochornosa actuación de un árbitro sevillano muy superado por el partido. El Xerez corta su racha de cuatro victorias consecutivas pero acumula seis partidos sin perder, con dos empates en Conil y ahora en Arcos. Los de Pérez Herrera se mantienen segundos a siete puntos del liderato, tres puntos por encima de Los Barrios y cinco puntos por encima del Ceuta. Respecto al subgrupo B, tras 12 jornadas disputadas, el Xerez DFC tiene un punto más que el Puente Genil, los mismos que el San Roque de Lepe y tres menos que el Ciudad de Lucena. La próxima semana habrá un nuevo parón en el subgrupo A y en 15 días el Ceuta visitará Chapín en un duelo vital.

xerezmania.com