Friday, 30/09/2022

Ahora más que nunca debe retumbar Chapín

Ahora más que nunca debe retumbar Chapín
Comparte

El domingo 21 de noviembre a las 12:00 del mediodía, Chapín debe de ser una olla a presión y una pesadilla constante para el rival. El xerecismo desde la grada tiene la llave para volver a reencontrarse con la victoria en el césped. Animar y celebrar en las buenas es lo sencillo, lo cómodo y lo fácil. Animar y dejarse la garganta en las malas es lo difícil. Y ahí debe demostrar la afición del Xerez Deportivo FC su madurez este domingo. Chapín debe ser una Bombonera que haga retumbar a todo el Estadio.

Las malas dinámicas en el fútbol muchas veces tienen que ver con lo psicológico y con la confianza. Ambas cosas van unidas. Las cosas salen mal en más de un partido de manera consecutiva y se va creando una bola que va cuesta abajo. El jugador tiene la sensación de que todo le sale mal y a veces esa sensación le impide dar lo mejor de sí mismo. El Xerez Deportivo FC dará lo mejor de sí mismo este domingo para intentar ganarle al Don Benito pero la afición jugará un papel fundamental. Su aliento será una pieza más que importante.

Si lo psicológico y la confianza son los puntos claves para revertir esta situación, el papel de la grada el domingo es clave. Un cántico tras otro que haga retumbar Chapín desde las gradas de Fondo Sur, Tribuna y Preferencia, le darán al jugador ese aliento o esa confianza que necesita. Porque si las cosas van mal dadas en algún momento del partido, ese rugir de un Estadio entregado a los suyos, provocará que nadie baje los brazos, y que el corazón y las piernas nunca dejen de latir y correr cuando la cabeza pueda fallar.

El papel de la afición del Xerez Deportivo FC desde la grada es más importante que nunca. Ahora más que nunca es cuando Chapín debe retumbar. La bombonera xerecista debe convertirse en un infierno sonoro para el rival. Y es que la grada también tiene su papel en partidos importantes y muchas veces se ganan encuentros desde las gargantas y palmas de los aficionados. Las pistas de atletismo quitan presión, sí. Pero más de 3.000 gargantas cantando y jaleando durante 90 minutos impresiona y empuja a cualquiera. Pero no desde el minuto uno. Desde el calentamiento hasta el final.

Chapín debe retumbar como nunca el domingo hasta conseguir que le tiemblen las piernas al rival. Ahora es el momento. Tras ocho años luchando en campos de barro, el Xerez Deportivo FC está en Segunda RFEF, y nadie dijo que fuese fácil. Cada categoría subida y cada escalón alcanzado, aumentará la dificultad de una entidad ambiciosa.

Pero si este momento, tras cuatro derrotas consecutivas, inmersos en la peor racha de la historia del Club, y jugando en Chapín y en Segunda RFEF, tras ocho años comiendo la mierda más grande, no es el momento para dejarse el alma y la garganta por un sentimiento y un club que es de los socios. Decirme ustedes a mí cuál es el momento. Si este no es el momento para llegar el domingo afónico a casa, decirme cuál es el momento.

Después de ocho años en el barro es momento de disfrutar y animar. Ahora es el momento. Ahora es el momento de levantarse, revelarse contra el rival e imponer la ley local. Chapín debe ser un fortín y la llave la tiene la afición. Ahora en las malas es cuando hay que dar la cara y defender un escudo que es de los aficionados más que nunca. El mayor patrimonio que tiene el Xerez Deportivo FC es quién debe empezar a ganar el próximo partido desde ahora mismo. Porque el fútbol al fin y al cabo es de los aficionados. Los jugadores son los que ganan, pero sin la afición no son nada.

FOTO. Iván del Préstamo

xerezmania.com